Atemorizados por contar cómo se convive con la prostitución en Sarria

Vecinos de la zona de As Casetas se sienten acosados por los proxenetas tras denunciar la situación del barrio


LUGO / LA VOZ

A los proxenetas del barrio sarriano de As Casetas no les sentó muy bien que se contase a la opinión pública lo que desde hace meses es vox populi en Sarria y en los municipios cercanos. Tanto es así que el pasado sábado, tras leer las informaciones publicadas en La Voz, varios hombres -la mayoría de nacionalidad dominicana- se presentaron en el problemático barrio, aparcaron su BMW de color negro y se echaron a andar por las calles de la zona vociferando a todo vecino con el que se encontraban de frente. «¿Quién sería el hijo de p... que dio todos estos datos y les abrió la puerta de su casa para hacer las fotos?», comentaban a grito pelado por la calle escenificando un diálogo entre ellos para que todo el vecindario se enterase. Teléfono móvil en mano, alzándolo hasta no poder más, buscaban el tiro de cámara y el lugar exacto desde el que se habían fotografiado los supuestos locales de alterne, a alguna camarera y varios hombres entrando en los distintos establecimientos. «Como pillemos al hijo de p... que dijo todo esto se va a enterar», explicó un vecino del barrio que presenció el griterío y los gestos agresivos que escenificaban con las manos.

Las camareras, en cólera

La información también sentó mal a las inquilinas de los presuntos locales de alterne de las calles Gregorio Fernández y Rías Baixas. «Estaban histéricas e tamén berraban en tono amenazante. Pero parece que tiñan algo de medo de volver a ser fotografadas e non andaban tanto pola rúa», explicó otra vecina de la zona, quien dijo que a pesar de andar con más discreción vio como niños pequeños (menores de edad) entraban y salían por la tarde de varios locales de alterne.

Según explicaron otros residentes, el sábado por la noche no se registraron peleas, alboroto en plena calle, ni escucharon el habitual jaleo. Contaron que solo un local, situado en la calle Rías Baixas, se pasó de frenada y mantuvo la música a todo meter hasta altas horas de la madrugada. La mayoría de los residentes están convencidos de que fue la presencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la zona (Guardia Civil y Policía) la que frenó el rutinario descontrol que se produce desde que determinadas personas llegaron a la zona.

Del Corgo, a Sarria

Según algunos vecinos, la llegada de prostitutas a esta zona no cesa y su presencia crece como la espuma. Contaron incluso que el malestar del propietario de un Club de alterne de O Corgo es notorio después de que sus camareras abandonaran este lugar para trasladarse a un local que se encuentra en una esquina de una calle del barrio. «Ejercer la prostitución estará legalizado en nuestro país pero vivir con esto al lado de casa es un auténtico calvario. Aquí vivimos familias y tenemos niños pequeños. Además ya no solo es la prostitución, sino que hay menores dentro de los locales y también se mueve droga», cuenta una madre de familia que explicó como esas personas salen de los locales y consumen sustancias estupefacientes en plena calle.

Según indicaron los vecinos, la mayoría de los locales están alquilados por personas de nacionalidad dominicana. Añadieron además que los proxenetas también son de esos países, aunque creen que hay colombianos, brasileños... «Los pisos donde ejercen la prostitución están en las inmediaciones de los locales. En estos trapichean con drogas y las consumen incluso fuera de los establecimientos. Además dejan los restos y nos los encontramos en las acera. Es evidente por su comportamiento que están pasados de rosca. Cualquier día tenemos una desgracia. Aquí no se actúa hasta que suceden las cosas», manifestó uno de los indignados residentes.

Reunión con la alcaldesa

Los vecinos, hartos de la situación, incluso airearon que a la alcaldesa de Sarria, Pilar López, no le gustó que se hiciera público el plantón que dio a su asociación la pasada semana. Aún así, parece que la regidora tiene pensado reunirse con los residentes de este barrio. Si las cosas no cambian y se mantienen las previsiones, la socialista se reunirá con varios vecinos mañana miércoles. Esperan resultados positivos tras el encuentro y resolver cuanto antes una situación que cualifican de auténtico calvario.

Hasta un club de alterne de

O Corgo se queda sin personal porque prefieren el barrio sarriano

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Atemorizados por contar cómo se convive con la prostitución en Sarria