El Concello de Sarria declara la guerra a los obstáculos urbanos

La Policía Local elaboró un informe sobre infraestructuras que impiden el paso a los peatones


lugo / la voz

El Concello de Sarria está empeñado en conseguir que las aceras pasen a ser de nuevo patrimonio de los viandantes y para ello ha declarado una guerra abierta contra todos los obstáculos que entorpezcan el paso en las aceras de la villa.

Los responsables de la Policía Local aprovecharon las inspecciones que hace semanas que iniciaron en toda la localidad con el fin de aplicar la normativa sobre las terrazas para detectar otras infraestructuras que invadan espacio público y que por lo tanto originen problemas para que los peatones dispongan del necesario espacio para pasar sin apreturas.

Los agentes completaron un exhaustivo informe en el que detectaron la presencia de varias infraestructuras colocadas en las aceras que son un problema para los viandantes. El informe ya está a disposición de los responsables municipales, que han comenzado a analizarlo y, en algún caso, ya adoptaron una determinación.

El primer caso sobre el que actuaron fue el de una cabina telefónica situada en el cruce de A Ciguñeira, poco después de la parada de taxis casi en la confluencia con la calle Calvo Sotelo. La cabina está anclada al suelo y no respeta el metro y medio libre de acera que exige la legislación vigente.

Los integrantes de la junta de gobierno local determinaron en su última reunión trasladar a Telefónica el caso y solicitarle que adopte las medidas oportunas para solucionarlo.

Otros casos que han detectado en varias calles es la presencia de casetas de obra que tampoco respetan la distancia hasta la acera que marca la legislación. Estas instalaciones fueron colocadas en su momento cuando se ejecutaron los trabajos de construcción de algún edificio y eran utilizadas habitualmente para que los promotores recibieran a los clientes y les mostraran todos los detalles de la futura edificación. En la mayoría de casos la promoción ya está totalmente vendida y en otros hace tiempo que no son utilizadas por los vendedores.

El Concello ya está estudiando uno por uno estos casos y lo pondrá en conocimiento de sus propietarios para que procedan a desmontar estas instalaciones y dejen completamente libre el paso a los peatones.

El objetivo del gobierno sarriano es liberar cuanto antes el casco urbano de obstáculos para facilitar la accesibilidad sobre todo a las personas que padezcan algún tipo de problema de movilidad.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Sarria declara la guerra a los obstáculos urbanos