Detenida una vecina de Sarria a la que acusan de arrojar al río 12 cachorros recién nacidos

La mujer fue sorprendida por dos pescadores en el mes de julio cuando tiraba el saco con los perros al agua


Una vecina de Sarria, de 44 años, fue detenida por la Guardia Civil como presunta autora de un delito de maltrato animal. Le imputan la muerte de cachorros de perro de una camada de 12 que supuestamente arrojó al río dentro de un saco. Con el nuevo Código Penal esta práctica es un delito que conlleva penas de cárcel, a diferencia de antes, que estaba catalogada como falta.  

La mujer, que pasó a disposición del Juzgado de Sarria, fue sorprendida por dos pescadores  cuando arrojaba un saco de papel al río Sarria. En él iban los 12 cachorros, que empezaron a llorar. Los perros recién nacidos fueron rescatados por los cañistas y entregados con posterioridad a la Protectora de Animales. Buena parte de ellos murieron después de ser arrojados al agua, unos ahogados, otros por el frío y alguno más como consecuencia de los golpes recibidos.

La mujer no vio a los cañistas

La mujer arrojó el saco al río sin percatarse de la presencia de los pescadores que estaban apostados dentro del cauce, con vadeadores. Cuando estos le gritaron que volviera a recoger a los cachorros, ella aceleró el paso y huyó.

La Guardia Civil inició una investigación el mismo 23 de julio,  día en el que fueron arrojados los perros al río. Para cerrar esta operación contaron con la colaboración de los pescadores y de veterinarios que aportaron sus conocimientos científicos.

Este caso había causado una amplia polémica en su día, después del relato pormenorizado de los dos pescadores sobre cómo ocurrieron los hechos y cómo rescataron a los cachorros del agua, antes de que se ahogaran en el fondo del río. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Detenida una vecina de Sarria a la que acusan de arrojar al río 12 cachorros recién nacidos