La sequía deja a 4 ríos casi sin agua, pero la Hidrográfica no prevé medidas

El presidente del organismo de cuenca plantea evitar riegos y gastar menos en la ducha

<span lang= es-es >El ganado se está quedando sin pasto en toda la provincia debido a la sequía. Esta foto fue tomada ayer en las cercanías de Paradavella, en A Fonsagrada. </span>
El ganado se está quedando sin pasto en toda la provincia debido a la sequía. Esta foto fue tomada ayer en las cercanías de Paradavella, en A Fonsagrada.

lugo / la voz

La sequía hace estragos en tramos de cuatro ríos de la provincia lucense que apenas tienen agua. Como no hay perspectivas de que llueva, no sería de extrañar que en las próximas semanas quedaran secos. El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, que ayer estuvo en Lugo, hizo un llamamiento a un uso racional de los recursos hídricos pero la entidad de la que es responsable no tiene previsto la adopción de medidas drásticas. Recordó que estaba creada la oficina técnica de la sequía porque van dos meses con un porcentaje «anormalmente bajo» de precipitaciones, sin embargo advirtió de que no hay sequía hidrológica.

Dos ríos presentaban ayer por la tarde caudales muy bajos. Eran el Narla, a su paso por Gondai, con 0,007 metros cúbicos por segundo y el río Sarria, en su discurrir por Pobra de San Xiao, con 0,20.

Otros dos estaban bajos. Eran el Azúmara, en Castro de Rei, con un caudal de 0,15 metros cúbicos y el Miño a su paso por Ponte Vilar, en Cospeito, donde las aguas discurrían con 1,03 metros por segundo. A modo de ejemplo y, para tener una idea de lo que sería normal, el Miño, a su paso por Lugo, tiene un caudal de 4,54 metros por segundo, lo que da idea de que tanto el Narla como el Sarria en los tramos ya indicados están secándose con los riesgos que ello conlleva.

Francisco Marín, el presidente de la Hidrográfica Miño-Sil, que mantuvo una entrevista con la presidenta de la Diputación, dijo que era necesario un uso más racional de agua actualmente. En tal sentido expresó que el baldeo de calles ha de ser más espaciado. También considera necesario que no se utilice agua de las traídas para el riego de jardines o fincas. Algunos concellos de la provincia prohíben dichas operaciones a través de bandos difundidos en las últimas semanas.

Menos en la ducha

Marín incluso dijo en su comparecencia de ayer que era necesario gastar menos agua en el aseo diario. También hizo referencia a la necesidad de una mejor racionalización del agua de las piscinas. «En Galicia ?dijo? no estamos mentalizados de que el agua es un recurso escaso». Empieza a serlo, y mucho, en bastantes zonas cuando todavía ni empezó el mes de agosto y las precipitaciones pueden tardar.

El presidente de la Hidrográfica advierte que por ahora no hay sequía hidrológica porque el volumen de agua embalsada en Galicia es del 70% y el caudal medio circulante oscila entre el 15 y el 20%. Sin embargo advirtió que los indicadores de la oficina técnica de la sequía establecen una prealerta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La sequía deja a 4 ríos casi sin agua, pero la Hidrográfica no prevé medidas