El Camiño Francés se cae a trozos en varios tramos de la etapa de Samos

El alcalde acusa a la Xunta de no cumplir con su tarea de dar una rápida solución a los derribos en distintos puntos


lugo / la voz

Los peregrinos que en las últimas semanas pasan por el Camiño Francés se están encontrando con algunos puntos en los que, sobre todo como consecuencia de los últimos temporales, se han producido derrumbes de tierra y piedra que dificultan su paso y originan peligro en algunos casos puntuales.

Uno de los tramos que registra más problemas, debido esencialmente a que ya antes de los últimos incidentes climatológicos presentaba serias dificultades, es el que atraviesa por terrenos del Concello de Samos.

Los puntos en los que se han registrado incidencias más notables en los últimos días son en las zonas de Sivil y Renche. En Sivil se han producido dos grandes derribos de tierra y piedras de considerable tamaño que llegan a la mitad del camino y que amenazan con hacerse más grandes. En otros puntos de este tramo la tierra también está a punto de ceder, por lo que la situación podría agravarse.

En Renche parte del camino ha cedido hacia la zona del río y poco a poco se está erosionando la zona en un lugar en el que ya se produjeron problemas graves otros años que hicieron que el camino quedara prácticamente intransitable para los peregrinos, teniendo incluso que desviarse en un punto para que los romeros pasaran por la finca de un vecino.

Las quejas están llegando al Concello de Samos y su alcalde, Julio Gallego, denuncia que la situación se debe al abandono de la Xunta en lo que a conservación de la ruta jacobea se refiere. «Antes éramos los concellos los que nos encargábamos del mantenimiento con una aportación de la administración autonómica, pero esto cambio y ahora es un desastre la conservación. Ni los responsables de encargarse de esta parcela de la Xunta ni las asociaciones se preocupan por dar una solución rápida a un problema que considero grave».

El regidor samonense considera que la situación es todavía más grave al producirse en vísperas de un nuevo Años Santo. «El Xacobeo está a las puertas y no parece que nadie se preocupe por esto, por lo que de mantenerse así esta situación podría ocasionar un grave prejuicio económico para las muchas personas que viven directamente del camino en la zona», manifestó Julio Gallego.

«Cuando la conservación dependía directamente de nosotros había una brigada municipal que estaba siempre pendiente de cualquier incidencia y la daba una solución rápida. Ahora todo cambió y la situación es caótica y tiende a empeorar por lo que vemos día a día y por lo que nos trasladan personas con negocios que ven como el camino se deteriora mucho», cerró Gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Camiño Francés se cae a trozos en varios tramos de la etapa de Samos