Las torres eléctricas del castro de Formigueiros siguen sin plan de retirada, a diferencia de la del castillo de Carbedo


monforte / la voz

En el municipio de Folgoso do Courel están en marcha los trabajos de retirada de la torre de la red eléctrica situada frente a las ruinas del castillo de Carbedo, uno de los casos de feísmo paisajístico más conocidos del sur lucense. Por ahora, sin embargo, no hay ningún proyecto previsto para solucionar otro problema semejante -pero más espectacular- en el castro de Formigueiros, en el municipio de Samos. En este yacimiento no es una sola, sino tres las torres eléctricas que desfiguran el paisaje. Las estructuras se levantan sobre los muros del castro, que conforman un imponente conjunto defensivo en la cima de un monte que se eleva a los 795 metros de altura.

El antiguo asentamiento fue excavado a lo largo de varios años y es uno de los grandes atractivos del patrimonio arqueológico de la sierra de Edramo, en el límite entre los municipios de Samos, O Incio y Sarria. En sus cercanías está otro gran conjunto arqueológico, el campo de mámoas del monte de Santa Mariña, declarado bien de interés cultural.

Gonzalo Meijide, arqueólogo de la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural y director de las excavaciones realizadas en el castro, señala que hace años se planteó una iniciativa con el fin de desmontar las torres eléctricas, pero no llegó a cuajar. «Os veciños da parroquia da Santiago de Formigueiros estaban de acordo en que se fixese algo para retirar as torres -el castro está en terrenos pertenecientes a la comunidad local de montes-, pero aquilo non chegou a saír adiante polas dificultades que implica unha operación deste tipo», explica. Meijide apunta a este respecto que la intervención resultaría mucho más compleja y costosa que la que se está llevando a cabo en O Courel, por tratarse de tres torres en lugar de una sola. «Tendo en conta que habería que soterrar varias liñas eléctricas, a solución terá en todo caso un custo económico moi alto», agrega. Si en el caso del castillo de Carbedo fue el Ayuntamiento de Folgoso do Courel quien promovió la intervención -aunque con muchas dificultades-, la retirada de las torres de Formigueiros probablemente sea un proyecto demasiado gravoso para que el Ayuntamiento de Samos lo asuma por si solo, indica Meijide por otro lado, por lo que sería necesario un importante apoyo por parte de otras instituciones.

No obstante, Meijide confía en que con el tiempo se pueda llegar a un acuerdo que permita desmontar estas estructuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las torres eléctricas del castro de Formigueiros siguen sin plan de retirada, a diferencia de la del castillo de Carbedo