Miranda, la tierra que quiere existir

El territorio del que forma parte Riotorto, centro de unas jornadas sobre sus posibilidades de futuro

.

VILALBA / LA VOZ

Miranda es un nombre que puede resultar conocido a quien haya leído alguna obra de Álvaro Cunqueiro, que usó ese topónimo en libros suyos. La elección no tuvo su origen en la fantasía del escritor, pues Miranda se llamó, por ejemplo, un arciprestazgo de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, hoy integrado en el de Ribadeo-Miranda.

Cuando existía de modo independiente, lo formaban 18 parroquias: siete, del municipio de Riotorto (Ferreiravella, Meilán, A Muxueira, A Órrea, Riotorto, Espasande de Baixo y Galegos); nueve, del municipio de A Pontenova (Bogo, Conforto, A Pontenova, San Xoán de Rececende, Santo Estevo de Rececende, Vilameá, Vilaboa, Vilarmide y Xudán) y dos de Trabada (Vilapena y Vilaformán).

El topónimo, por otro, ha tenido una suerte paradójica. Hoy da nombre a una asociación, con sede en Mondoñedo, que gestiona un programa Leader Plus en el ámbito de 14 concellos de A Mariña. Cuando la entidad se creó, en la pasada década, Riotorto formaba parte del grupo; hoy, en cambio, está incluido en el Grupo de Desenvolvemento Rural de Terra Chá, con sede en Vilalba. Tanto Riotorto como A Pontenova y Trabada pertenecen al partido judicial de Mondoñedo; no obstante, el plan comarcal elaborado por la Xunta en los tiempos de Manuel Fraga situó a Riotorto en la zona de Meira, y a los otros dos, en A Mariña Oriental.

La zona protagoniza la segunda edición de un foro de dos días, el viernes y el sábado, con debates y con visitas. El nombre es Xornada da Terra de Miranda, y el escenario de las sesiones teóricas, la Casa da Cultura de Meira. Ponentes variados expondrán el testimonio de iniciativas socioeconómicas suyas o analizarán las posibilidades de futuro de la zona.

 DIVISIÓN

«En terra de ninguén». «Deixáronnos en terra de ninguén. Non somos da Mariña nin da Terra Chá». Así se expresa Francisco Veiga, natural de A Órrea (Riotorto) y presidente de la Asociación Cultural Avelino Díaz, que nació en esa misma parroquia riotortense. Carlos Varela Aenlle -miembro correspondiente de la Real Academia Galega, residente en Oviedo y con orígenes familiares en Riotorto- opina que hay «comarcas artificiais» y se pregunta por qué Riotorto pertenece a la comarca de Meira y A Pontenova ha quedado en A Mariña Oriental: «Non ten sentido ningún», sostiene.

 Pedro Castañal presidente del colectivo riotortense Arrincadeira, reconoce que hay un «descoñecemento total» del territorio y poca estima por pertenecer a la zona, José Mario Cabo, presidente de la asociación de los ferreiros de Riotorto, considera que Álvaro Cunqueiro, vinculado por su familia materna con el municipio, ayudó a divulgar la zona.

 UN PROBLEMA

Descenso demográfico. Según datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), Riotorto tenía el año pasado 1.288 habitantes, y A Pontenova, 2.330; en 1996, en cambio, el primer municipio tenía 2.046 habitantes, y el segundo, 3.528. El descenso demográfico es algo que se señala como el principal problema: «Sen xente, non hai cultura nin hai servizos», dice Veiga. Cabo Jardón recuerda que su barrio, A Ermida, tenía 50 vecinos hace décadas y hoy, dice, casi se cuentan con los dedos de las manos las casas habitadas. Castañal también ve el declive demográfico como el principal problema, aunque no evita expresarlo con un poco de ironía: «Así si que non somos orixinais», dice.

 Varela Aenlle también comenta las deficientes infraestructuras como un problema, y cita como ejemplo el mal estado del tramo de la LU-124 que va de Riotorto a la confluencia con la N-640, en el municipio de A Pontenova.

 FORTALEZAS

Variados sectores con posibilidades de aprovechamiento. El turismo encierra unas posibilidades que parecen muy por debajo de su máximo aprovechamiento. Varela Aenlle sostiene que el turismo rural está lejos de su desarrollo. Comenta, por ejemplo, que la ferrería de Bogo (A Pontenova), restaurada hace años, está cerrada y que acaba de cerrar el restaurante del área recreativa de Ferreiravella (Riotorto). Pero también lamenta que no haya un museo etnográfico para divulgar elementos de la zona como hay, en cambio, en Taramundi (Asturias). Su reflexión es clara: «Se Taramundi pode, A Pontenova e Riotorto tamén», asegura.

Veiga también concede capacidad al turismo como motor económico, aunque agrega: «Temos que facelo pensando no rural», explica. Castañal señala la importancia del patrimonio y de los recursos naturales como bazas de futuro, en tanto que Cabo lamenta que la tradición de los ferreiros, aún presente, no esté tan promocionada como se ha hecho, en cambio, en Taramundi.

 PERSONALIDAD

Identidad que se reconoce. Que la tierra de Miranda merece atención es algo que se comprobará en las jornadas del viernes y del sábado, pues se presentará la obra Terra e memoria: a Terra de Miranda no proxecto territorial galego. Estudo e contextualización dun paradigma literario, escrita por Xulio Pardo de Neyra, profesor de la Universidade da Coruña (UDC). Castañal, por su parte, recalca que si alguien tiene capacidad para salvar la zona, no hay que buscar muy lejos: «Deberamos ser os mirandeses», dice. Varela Aenlle admite la importancia de la obra de Cunqueiro para popularizar el nombre de Miranda, aunque agrega que el topónimo era habitual hace décadadas. De todos modos, admite que las circunstancias cambian y que el nombre ya no se usa tanto ahora: «Que se está a perder entre a xente nova si é certo», afirma.

  Ponentes variados

Los ponentes que intervendrán durante en las jornadas, organizadas por Nova Escola Galega y por la Asociación Cultural Avelino Díaz, están relacionados con Miranda, pero también proceden de otros lugares. Así se comprueba, por ejemplo, en sendas mesas redondas sobre educación previstas para el viernes por la tarde y para el sábado por la mañana: en la primera intervienen representantes del CEIP Monseivane (de Lanzós - Vilalba), del CPI de Castroverde y del IES Pedregal de Irimia (de Meira); en la segunda, docentes del CEIP Avelino Díaz (de Meira), del CEIP de A Pontenova y del IES Fonmiñá (de A Pastoriza). También se proyectará el documental  «Miranda, mítica e real (Álvaro Cunqueiro e Avelino Díaz)».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Miranda, la tierra que quiere existir