Rábade: un tripartidismo original en juego

Los independientes defienden una alcaldía lograda hace 20 años ante un PP en fase ascendente


LUGO / LA VOZ

Los analistas convencidos de que los ciclos políticos son cada vez más cortos deben admitir que hay excepciones. Una está en Rábade, en donde tal circunstancia es doble: por un lado, se trata de un municipio gobernado por la misma formación desde hace 20 años; por otro, el consistorio está en manos de los Independientes por Rábade, no de un partido de ámbito estatal o autonómico.

En este ayuntamiento, por otro lado, se pone en juego el modelo de tripartidismo que tampoco se ha movido desde 1999, con el PSOE relegado a la condición de tercera fuerza y con un PP que ha ido recuperando votos poco a poco en las últimas citas electorales.

 INDEPENDIENTES. ¿Mantendrán el gobierno tras haber perdido el primer puesto?

Entre 1999 y el 2011, al grupo independiente lo acompañó una tendencia al alza que luego se invirtió. En las últimas elecciones locales del siglo pasado se convirtieron en la fuerza más votada, tras haber logrado el segundo puesto en 1995. Su gran incremento llegó en el 2003, al rebasar la barrera de los 600 votos (631 exactamente). Fue su única mayoría absoluta, aunque la tercera fuerza presente en la corporación en estos mandatos, el PSOE, nunca dio su apoyo al candidato del PP. Así, Francisco Fernández Montes fue elegido alcalde: por ejemplo, el único edil socialista se abstuvo en el 2011, en tanto que en el 2015 le dio su respaldo.

De todos modos, la ventaja de los Independientes de Rábade sobre el PP, que en el 2011 apenas había rebasado los 50 votos, se esfumó en el 2015. Los populares, sin embargo, vieron cómo su primer puesto en sufragios se quedaba en un nivel simbólico por el citado respaldo del PSOE. Fernández Montes vuelve a encabezar la lista, con un veterano concejal, Ángel Manuel Lage, en el segundo puesto.

 PP. ¿Logrará la mayoría absoluta que necesita para gobernar?

Los populares lograron el primer puesto en el 2015, confirmando así la recuperación experimentada en las anteriores elecciones. Sin embargo, el PP se encuentra en Rábade en una situación que solía darse en otros muchos municipios hace años: solo la mayoría absoluta le permite gobernar, ya que la postura del PSOE ha sido el apoyo a los independientes. Como en el 2015, Remedios González Cabarcos lidera la lista, en la que asciende al segundo puesto Pilar Dapena, que ocupaba el quinto lugar cuatro años antes.

 PSOE. ¿Corregirá la tendencia a la baja y aumentará la presencia en el Concello?

El PSOE mantuvo en el 2015 el concejal logrado en el 2011, aunque quedándose por debajo de los 200 votos. En el 2011 Miguel Vilar se abstuvo; en el 2015 el edil Alejandro Martínez apoyó la investidura de Fernández Montes, y pasó a ser teniente de alcalde con mando sobre varias delegaciones municipales; este año, de nuevo está al frente de la candidatura.

 BNG. ¿Entrará en la corporación y la hará más variada?

Es el reto al que se enfrentan los nacionalistas, que otra vez han elegido a Iván Sangiao como número uno de la lista.

Hubo altas en el censo que fuieron invalidadas

El PSOE e Independientes por Rábade presentaron una impugnación por 15 altas en el censo tramitadas para estas elecciones municipales. La Oficina del Censo Electoral invalidó 15 inscripciones tras haber comprobado que otras tantas personas no habían podido certificar su residencia en Rábade o no vivían en el municipio. La mencionada oficina los devolvió a su anterior demarcación electoral, y no podrán votar en Rábade el día 26. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rábade: un tripartidismo original en juego