Portomarín se queda fuera de la competición por ser pueblo Ferrero Rocher

LA VOZ LUGO

PORTOMARÍN

Vista de Portomarín
Vista de Portomarín ALBERTO LÓPEZ

Los votos recibidos no fueron suficientes para colocarse entre los tres finalistas

01 dic 2022 . Actualizado a las 13:15 h.

El único candidato gallego se ha quedado fuera de la recta final por ser un pueblo Ferrero Rocher estas Navidades. Tras días de promoción por toda la provincia, Portomarín no consiguió colarse entre los tres finalistas para ser sede de las luces de la empresa de bombones. 

La novena edición del programa «Juntos brillamos más» anunció este jueves los tres pueblos que darán la batalla final. Son Aínsa, en Huesca, que está apadrinado por Morella; Mojácar, de Almería, apadrinado por Peñíscola; y Santillana del Mar, en Cantabria. El padrino de Portomarín era Astorga, ya que son los localidades unidas por el Camino de Santiago. 

Desde el Concello lucense se promocionó esta campaña con actos en la ciudad de Lugo, en la que establecieron un stand para dar a conocer la iniciativa, también lo anunciaron en el partido del Club Deportivo Lugo, así como en actividades en el propio pueblo de Portomarín. 

La primera ronda de votaciones terminaba este miércoles 30 de noviembre, tras la que solo quedaban los tres finalistas. Por lo que compiten es por las luces de Navidad de Ferrero Rocher además de ser el escenario del anuncio de las fiestas.

Vista de Portomarín

Portomarín compite por convertirse en pueblo Ferrero Rocher estas Navidades

U. CARRERA

Portomarín ya es pueblo mágico y también podría convertirse en un dorado escenario de Ferrero Rocher para estas Navidades.  Es uno de los siete finalistas para iluminar sus fiestas con la marca de bombones y ser sede de su anuncio navideño. Se trata de la novena edición de la iniciativa «Juntos brillamos más», que quiere que uno de los pueblos más emblemáticos de España brille en una Navidad «llena de luz y alegría».

El mismo presentador Jesús Vázquez dio a conocer los nombres de las siete localidades que competirán por teñirse de dorado. Son Portomarín, Aínsa (Huesca), Cazalla de la Sierra (Sevilla), Chinchón (Madrid), Mojácar (Almería), Santillana (Guadalajara). Fueron los seleccionados por su «encanto, riqueza cultural, gastronomía y el poder de acogida de sus vecinos». No cabe duda de que la hospitalidad de Portomarín más conocida es la que ofrece cada día a los peregrinos, por eso Astorga, con quien comparte la ruta francesa, es quien apoya la candidatura del pueblo lucense y hace de padrino. En la localidad leonesa, Ferrero Rocher ya estableció su iluminación navideña. 

Seguir leyendo