La Ribeira Sacra sigue el buen camino

El acto se celebró en Portomarín por su tradición vinícola y su estrecha relación con el Camiño Francés


lugo / la voz

Portomarín, el único punto del Camiño Francés en el que se unen la ruta jacobea y el río Miño, tal y como explicó su alcalde, Juan Serrano, en su intervención, fue el lugar elegido para el acto de entrega a los bodegueros de la D.O. Ribeira Sacra de sus diplomas de certificación ENAC, que acredita la calidad de sus vinos en más de 70 países de todo el mundo.

El proceso para obtener esta acreditación comenzó en el año 2010 y para obtenerlo todos los bodegueros tuvieron que pasar exhaustivos controles hasta que lo culminaron hace un año. Este reconocimiento contribuye a reforzar la marca Ribeira Sacra y demuestra que el Consejo Regulador dispone de los medios técnicos y humanos con la mayor cualificación, además de contar con la equipación adecuada que le permite desarrollar sus productos aplicando métodos de trabajo adecuados que culmina con la creación de una vinos con criterios de la máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, José Manuel Rodríguez, abrió el acto de entrega explicando que la obtención de este certificado supone que «alcanzamos a maioría de idade e conseguimos chegar a División de Honra».

Adaptarse a la normativa

José Manuel Rodríguez especificó que con la certificación de producto ENAC consiguen «adaptarse as normas e dispoñer dunha ferramenta que nos permitirá seguir medrando».

Juan Serrano tomó la palabra para recordar la importancia que tuvo la Ribeira Sacra para recuperar el prestigio de los vinos de Portomarín. «Hace medio siglo el embalse anegó las mejores tierras vinícolas y se acuñó la frase de que en Portomarín se hacía buena aguardiente y un vino pequeño. Hoy gracias a la D. O. Ribeira Sacra se ha logrado recuperar la calidad del vino».

El regidor portomarinense también hizo una referencia a los bodegueros a los que situó como eje central en la pujanza de la denominación de origen y que definió como «una gente normal que hace las cosas con cabeciña y sentido común», expresó Juan Serrano.

La jefa del departamento agroalimentario de ENAC, Elisa Gredilla, alabó los esfuerzos de todos los bodegueros por cumplir durante todo el proceso con todos los requisito, además de explicar que en toda Galicia solo hay otras dos denominaciones de origen con el certificado ENAC, Rías Baixas y Monterrei, a las que ahora se suma Ribeira Sacra, lo que supone que «se meta en el pelotón de cabeza».

Elisa Gredilla hizo hincapié en la relevancia que tiene obtener esta acreditación, válida para certificar en el mercado internacional la calidad del producto final de los vinos de la Ribeira Sacra.

La directiva xeral de Gandeiría, Belén do Campo destacó que pocos podían pensar hace un cuarto de siglo cuando comenzó la andadura de la D.O. Ribeira Sacra que se podía llegar a esta situación actual de privilegio con un producto cuya calidad está más que reconocida internacionalmente. «A obtención do certificado ENAC supón a culminación cun broche de ouro dun proceso que se iniciou en 2010 e supón un éxito dos colleiteiros».

Panel de cata

Belén do Campo animó a bodegueros y dirigentes de la denominación de origen a continuar trabajando para conseguir cuanto antes la acreditación para el panel de cata.

Los asistentes al acto compartieron un aperitivo de confraternidad compuesto por productos de la zona entre los estaban la parva (pan con azúcar y augardente de Portomarín que era un desayuno tradicional antiguamente), la empanada de anguilas elaborada a la manera tradicional y la tarta del Camino de Santiago que popularizó el establecimiento local Tartas Ancano.

La jornada sirvió también para confirmar que la D.O. Ribeira Sacra sigue por el buen camino, en este caso por uno tan reconocido como el Camiño Francés.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

La Ribeira Sacra sigue el buen camino