El viejo Portomarín se prepara para vivir otro domingo en el que triplicará su población

Xosé Ramón Penoucos Blanco
x. r. penoucos LUGO / LA VOZ

PORTOMARÍN

penoucos

El pasado fin de semana solo un restaurante dio tantas comidas como habitantes tiene el pueblo

29 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El Camiño Francés es el gran atractivo turístico de Portomarín, pero la sequía que deja al descubierto los restos del antiguo pueblo se ha convertido también en un gran atractivo que hace que miles de personas visiten el pueblo cada fin de semana desde hace un mes.

Los días que registra más visitantes son los domingos y hace justo una semana el pueblo recibió a miles de visitantes, muchos más que los que suelen acudir cuando celebran las fiestas patronales del Cristo.

La prueba evidente del abarrote de turistas es que solo un restaurante dio tantas comidas el pasado domingo, 600, como habitantes tiene la localidad. «Es algo increíble que nos desborda por completo. Viene gente de toda Galicia solo para ver las ruinas del antiguo pueblo», dice el hostelero Roberto López, quien explica que en todo el fin de semana tuvo más de un millar de clientes, a los que hay que sumar los que tuvieron que marcharse por no esperar demasiado tiempo para comer o los que llamaron para reservar y no pudo atender.