Campos acusa al PP de impedir la apertura de residencias provinciales

Los populares acuden al juzgado porque consideran que las competencias son de Suplusa


lugo / la voz

Un conflicto de competencias, además del enquistamiento político entre varios actores durante el mandato que está a punto de acabar en la Diputación, tiene en vilo la apertura de las residencias que construyó Suplusa, por encomienda de la Diputación, y que ahora el gobierno provincial con el apoyo de los concellos quiere abrir entre abril y mayo. Se trataría de un hecho con una alta carga de simbolismo justo antes de las elecciones locales del 26 de mayo, además de una necesidad para los posibles usuarios.

Pero desde las filas del PP, con mayoría en el consejo de Suplusa, lo ven con otros ojos, ya que consideran que el pleno de la Diputación le dio la encomienda de la gestión de las residencias a la empresa pública que preside Manuel Martínez. Y así, presentó recursos contenciosos administrativos para paralizar los procesos de selección del personal y los contratos de prestaciones que inició el gobierno provincial.

Hace un mes el consejo de Suplusa acordó presentar recursos de reposición contra los contratos de las residencias de Trabada, Pol, Ribadeo y A Fonsagrada, que tras ser rechazados, ahora acude al juzgado. Ante esta situación, ayer, el presidente provincial, Darío Campos, junto con los alcaldes de los citados concellos y los de Ribas de Sil y Pedrafita, cuyas residencias están en la parte final de su posible apertura, comparecieron ante los medios para acusar al PP de impedir la apertura de las residencias y los centros de día.

«Os populares non queren que se abran as residencias da Deputación e dos concellos, e empregan todos os recursos que teñen ao seu alcance porque saben que a apertura vai ser inminente. Deberían dar algunha explicación, cando aínda por riba os populares dos concellos apoian a apertura», dijo Campos.

El presidente de la Diputación explicó cómo está el proceso para la apertura esta primavera de las primeras residencias. Dijo que los servicios sociales de los concellos y los trabajadores de la Diputación ya están seleccionando a los futuros usuarios, además de estar abierto el proceso para la contratación de terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y administrativos. Los psicólogos y los ATS ya está seleccionados. Por otro lado, los servicios de cocina, asistencia y limpieza de Trabada y Ribadeo ya están contratados y hoy se lleva a junta de gobierno los del centro de Pol y la semana que viene A Fonsagrada. También hoy el gobierno provincial quiere contratar el material de sábanas y toallas de las residencias. «Temos os convenios, os regulamentos, as ordenanzas e os permisos da Xunta para Trabada, Pol e Ribadeo, e agardamos que a Xunta conceda os da Fonsagrada. Imos seguir adiante, pese o que lle pese ao PP».

Los alcaldes presentes fueron muy duros con los diputados del PP en Suplusa que firmaron el acuerdo para pedir medidas cautelares. Incluso el de Pedrafita apuntó que a lo mejor el pleno municipal los iba a declarar declaraba personas «non gratas». El regidor de Pol apuntó que desde que pusieron la primera piedra «xa o PP non quería que se abrira a residencia», para luego darle las gracias, con ironía, a los alcaldes del PP que votaron en Suplusa la presentación de los recursos: «Que pensarían eses alcaldes se eu, o de Pol, presento un recurso contra os intereses do seu concello. Grazas porque van a levar o recordo dos veciños de Pol», dijo Lino Rodríguez.

Tal y como manifestaron ayer los alcaldes, en estos momentos en Trabada hay 10 peticiones para entrar en la residencia. Este, según la intención del gobierno provincial, sería el primero en abrir. En Ribadeo hay 16 peticiones; en A Fonsagrada son 20, y en Pol, 15.

Campos espera que la Justicia no admita a trámite las medidas cautelares pedidas por Suplusa. Además desde la Diputación se pidió le pidió a la empresa pública que entregue la documentación y propiedad de las residencias de Pedrafita, Ribas de Sil, Navia de Suarna y Meira. También, dijo Campos, Suplusa presentó recurso contra las obras de la residencia de Guitiriz.

«Seguen co seu esperpento. Só queren xustificar porque non as abriron en 4 anos»

Desde las filas del PP la rueda de prensa de Campos y los alcaldes «só é un intento desesperado de xustificar como seguen pechadas residencias inauguradas hai catro anos», dijo el diputado José Antonio García. El alcaldable popular en Sarria apuntó que los socialistas «levan culpando ao PP doce anos cando o único responsable son os enfrontamentos internos dos socialistas». García señaló que de forma unilateral el gobierno de Campos intentó «impoñer o seu criteiro, esquecendo que se atopan en minoría», en referencia a que la comisión de gobierno le quitó a Suplusa la condición de medio propio para gestionar las residencias, pero el pleno provincial, con el voto del PP y de Martínez, le dio el poder a Suplusa. Esta decisión competencial se encuentra en los juzgados. «Ao PSOE só lles acordan as residencias cando se achegan as elección», dijo García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Campos acusa al PP de impedir la apertura de residencias provinciales