Campos acusa al PP de impedir la apertura de residencias provinciales

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

POL

Los populares acuden al juzgado porque consideran que las competencias son de Suplusa

28 mar 2019 . Actualizado a las 20:39 h.

Un conflicto de competencias, además del enquistamiento político entre varios actores durante el mandato que está a punto de acabar en la Diputación, tiene en vilo la apertura de las residencias que construyó Suplusa, por encomienda de la Diputación, y que ahora el gobierno provincial con el apoyo de los concellos quiere abrir entre abril y mayo. Se trataría de un hecho con una alta carga de simbolismo justo antes de las elecciones locales del 26 de mayo, además de una necesidad para los posibles usuarios.

Pero desde las filas del PP, con mayoría en el consejo de Suplusa, lo ven con otros ojos, ya que consideran que el pleno de la Diputación le dio la encomienda de la gestión de las residencias a la empresa pública que preside Manuel Martínez. Y así, presentó recursos contenciosos administrativos para paralizar los procesos de selección del personal y los contratos de prestaciones que inició el gobierno provincial.

Hace un mes el consejo de Suplusa acordó presentar recursos de reposición contra los contratos de las residencias de Trabada, Pol, Ribadeo y A Fonsagrada, que tras ser rechazados, ahora acude al juzgado. Ante esta situación, ayer, el presidente provincial, Darío Campos, junto con los alcaldes de los citados concellos y los de Ribas de Sil y Pedrafita, cuyas residencias están en la parte final de su posible apertura, comparecieron ante los medios para acusar al PP de impedir la apertura de las residencias y los centros de día.