Un peregrino «dignifica» la entrada del Camino en Galicia

Laura López LUGO / LA VOZ

PEDRAFITA DO CEBREIRO

Detalle del trabajo de pintura de Manuel Rossi.
Detalle del trabajo de pintura de Manuel Rossi.

Manuel Rossi limpió el mojón conmemorativo que está a kilómetro y medio de O Cebreiro y hace un llamamiento al civismo de los romeros

23 sep 2015 . Actualizado a las 08:04 h.

El Camino de Santiago está plagado de buenas intenciones y deseos, y algunas de ellas acaban haciéndose realidad. Es el caso del recién rehabilitado mojón de entrada a Galicia por el Camino Francés, a kilómetro y medio de O Cebreiro. Ha sido la propia labor desinteresada de un amante de la ruta jacobea, el madrileño Manuel Rossi -que además es presidente de la Asociación Camino de Uclés-, la que ha hecho posible que este hito simbólico vuelva a relucir para disfrute de los peregrinos, que habitualmente se fotografían ante él.

Rossi tomó la iniciativa de limpiar el mojón de manera altruista, junto a su mujer María García, no como reproche a las Administraciones, sino, al contrario, a los propios peregrinos: «La culpa no la tiene la Xunta, sino los propios peregrinos, que no sabemos mantener el Camino limpio (...) hay que concienciar para que se respete la ruta», aclaró.

Rossi explica que el mojón, que señala la entrada a Galicia, está plagado de simbología: el escudo de Galicia, la bandera europea, etc. Cuando se pusieron manos a la obra, el monolito estaba lleno de pintadas y suciedad: «Diversos colores originales estaban deteriorados o cubiertos de grafitis con insultos y palabras soeces», dice Rossi.