Sofía Rubio, de Murcia a Palas para apostar por la cosmética natural: «Criar aquí a mis hijos es un regalo»

Uxía Carrera Fernández
Uxía Carrera PALAS DE REI / LA VOZ

PALAS DE REI

Sofía elabora cremas, bálsamos, champús o jabones con las plantas que cultiva y recolecta
Sofía elabora cremas, bálsamos, champús o jabones con las plantas que cultiva y recolecta U.C.

Se mudó a una aldea para abrir un negocio en el Camino: «Pusimos todo en una balanza y aun así nos decantamos por el rural», explica

08 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Que de las crisis surgen oportunidades lo sabe bien la murciana Sofía Rubio. En el 2008, en plena depresión económica, acudió a unos talleres «anticrisis» para aprender a hacer jabón y ahí descubrió su pasión por la cosmética natural. Empezó a formarse y acabó convirtiéndose en su trabajo. Hace siete años se mudó al rural de Lugo con su pareja y sus dos hijos por ser «el sitio ideal» para su dedicación y fue la pandemia la que le dio el impulso a abrir una tienda con sus productos en el Camino de Santiago en Palas de Rei. «Espero que seamos los primeros de una tendencia a vivir en el campo y no los últimos porque criar a nuestros hijos aquí es un regalo».

Sofía es de Cartagena pero se mudó a Galicia para estudiar Trabajo Social en la USC. Residió un tiempo en Santiago, donde tuvo una juguetería. En ese momento, llegó la crisis del 2008 y Rubio empezó a apuntarse a talleres en las asociaciones del barrio que enseñaban a generar recursos propios. «Era formación ‘anticrisis’ para crear tus propios jabones, reutilizar... y así evitar gastos», explica. Desde ese momento, empezó a interesarse por la creación de jabones y productos cosméticos naturales. «Fui aprendiendo a través de cursos, libros, ferias y gente con experiencia», narra. Y así creó Filla das Fadas, su marca propia de jabones, bálsamos, champús o cremas naturales. Están realizadas exclusivamente con plantas y aceites esenciales.

«Espero que seamos los primeros de una tendencia a vivir en el campo y no los últimos porque criar a nuestros hijos aquí es un regalo»

Palas, el sitio ideal

Cuando Sofía se profesionalizó en cosmética natural vivía en Vigo con su pareja, pero con el nacimiento de sus hijos ambos querían buscar un lugar en el campo donde criarlos. «Estuvimos mirando sitios por el Camino en Portugal donde pudiéramos establecer nuestros negocios, pero no encontramos nada», relata. La pareja de Rubio, que hizo varias etapas de la ruta jacobea buscando el lugar donde establecerse, dio con una casa en la aldea de Ferreira, en Palas de Rei, a los pies del Camino Primitivo. «Era el lugar ideal porque aquí todavía hay grandes espacios autóctonos con bosques donde poder recolectar las plantas para la cosmética», explica.