Desarticulada una banda que robó y estafó en toda Galicia

X.M.P. LUGO / LA VOZ

PALAS DE REI

La investigación comenzó tras un robo a punta de pistola a un anciano de Palas que vivía solo

02 oct 2019 . Actualizado a las 20:02 h.

La Guardia Civil ha desarticulado una banda especializada en delitos contra el patrimonio que robó y estafó en toda Galicia. El grupo, formado por cuatro personas, tenía su base de operaciones en Santiago, de donde se desplazaba a distintos lugares, llegando a recorrer más de 500 kilómetros algunos días. Los integrantes de la banda, que tienen de 25 a 50 años y son de nacionalidad española, se hacían pasar por falsos de revisores de compañías de electricidad o de gas, y sus víctimas eran siempre personas mayores que vivían solas.

Fue un caso ocurrido en Palas, en donde dos de los cacos robaron 500 euros a punta de pistola a un anciano que vivía solo, el que dio lugar a la investigación, conocida como Operación Kingarma. La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción de Chantada, permitió la identificación de cuatro personas, residentes en Santiago y en Teo.

Algunos miembros del grupo trabajaron en empresas energéticas, lo que fue aprovechado para realizar la actividad delictiva. Cuando la banda llegaba a algún lugar, su primer paso era buscar alguna casa habitada por alguna persona mayor que viviera sola. Al hablar con esa gente, los visitantes decían ser revisores de luz o de gas y que llegaban para mejorar la oferta del bono social, emitiendo luego una factura falsa. Después obligaban a la persona que viviese en la casa a ir a buscar el dinero para el correspondiente pago; a continuación uno de la banda lo acompañaba para entretenerlo (por ejemplo, revisando los postes exteriores de la luz o comprobando los interruptores), mientras el otro mientras el otro iba  a la habitación y cogía el resto del dinero.