Un hombre que desvalijó una casa de Palas y pirateó la electricidad puede librarse de ir a la cárcel

La sentencia por conformidad a 24 meses de prisión se suspende por 4 años si el acusado no delinque

.

lugo / la voz

En ocasiones, las resoluciones judiciales son altamente llamativas. Una de ellas se produjo ayer en el Penal 2 de Lugo, en un caso de conformidad. Un hombre, con antecedentes, acusado de llevarse en 2015 prácticamente el contenido de la casa de una vecina de Palas de Rei y de piratearle el suministro eléctrico aceptó ayer una condena de dos años de prisión, en la que, si no delinque, no llegará a entrar porque la ejecución de esta pena se suspende por cuatro años. Esta condena obedece a un delito de robo con fuerza. Por una falta de defraudación de fluido eléctrico, tendrá que hacer frente a una multa de 240 euros, e indemnizar a la compañía en la que estaba asegurada la casa en 2.916 euros.

En el escrito inicial, , la fiscala señalaba que el robo de los objetos de la casa se había efectuado «accediendo en varias ocasiones a la vivienda». Para el acuerdo de conformidad modificó su escrito para poner «en una ocasión».

La relación de objetos robados y después recuperados es tan larga que resulta sorprendente que el caco pudiese cargar con todo de una sola vez. Todo lo recuperado lo escondió en su propia casa y en los alrededores. En la lista figuran desde cuatro edredones, cajas de herramientas y una bicicleta de montaña hasta frascos de perfume.

Por otro lado, el ahora condenado se llevó, siempre según el escrito de la fiscalía, otra larga lista de objetos, que no fueron recuperados y que fueron tasados en 1.890 euros. En esta lista figuran desde una motosierra de gasolina y otra eléctrica, un ordenador portátil, un teléfono móvil, una consola, una cadena de oro, una pulsera y un anillo.

La fiscala relata en el escrito de acusación, que el encausado no solo sustrajo los numerosos efectos antes indicados, sino que «conectó un cable de la luz para llevar fluido eléctrico a su propio domicilio». El importe del gasto realizado mediante el enganche ilegal no está cuantificado.

Otro caso

En el mismo juzgado se vio ayer el caso de un hombre acusado de un delito de maltrato. El fiscal pide once meses de prisión, dos años sin permiso de armas y alejamiento a no menos de 500 metros de la víctima. En la capital lucense, tras discutir en el domicilio con su esposa la agarró de los brazos, la empujó y se golpeó con la barandilla de las escaleras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un hombre que desvalijó una casa de Palas y pirateó la electricidad puede librarse de ir a la cárcel