Carreteras nacionales que revientan ruedas

suso varela / x.m.palacios / n. noguerol / a. lópez / c.cortés / m.cuadrado LUGO / VILALBA/ MELIDE/ MONFORTE / VIVEIRO / LA VOZ

PALAS DE REI

ALBERTO LÓPEZ

De norte a sur, pasando por el centro de la provincia, las vías estatales necesitan reformas que en algunos casos comienzan a ser urgentes, como denuncian vecinos y conductores

20 mar 2018 . Actualizado a las 12:55 h.

Pasan los meses y el deterioro de la red de carreteras del Estado en la provincia va en aumento, así como el enfado de los usuarios, que de norte a sur, pasando por el centro, ya se han movilizado para reclamar la conservación de las vías que, en muchos casos, son fundamentales mientras no se construyen las prometidas autovías (A-54, A-56, A-74 y A-76). Entrega de firmas al Gobierno, campañas en redes sociales, protestas con cortes de carretera o denuncias en los medios se suceden a la misma velocidad que aumentan los baches. Existen proyectos de rehabilitación pendientes, pero los conductores no saben de plazos, licitaciones y presupuestos sin aprobar, y reclaman vías nacionales decentes. Este es el estado de los 755 kilómetros de las 13 carreteras del Estado en Lugo.

N-547 (guntín-palas de rei. 22,95 kilómetros)

Impracticable entre Palas y Melide. El destrozo de esta carretera entre la salida de la A-54 y el límite con A Coruña ha ido en aumento en los últimos meses, hasta el punto de que hay carriles por donde no se puede circular o si se hace existe el riesgo de reventar una rueda, como le ocurrió hace unos días a una joven que subía por San Pedro de Meixide y que tuvo que ser auxiliada por un vecino. «Á marxe de ter que ir máis amodo e danando o coche, xogámonola porque todos circulamos esquivando fochancas», relata Pedro López, que trabaja en el polígono de Palas. Otra usuaria, Natalia Hermida, que casi a diario hace el recorrido de Melide a Palas relata: «Saltoume unha pedra e empezoume a estalar a lúa, que xa estaba chea de chinazos das pedras que saltan». Es habitual ver por las cunetas tapacubos de diferentes tipos de coches. La paradoja de este pequeño tramo es que se encuentra junto al centro de Conservación de Carreteras. No se conocen planes de mejora.

n-540 (lugo-carballedo. 70,36 kilómetros)

Una variante muy peligrosa. La carretera de Lugo a Ourense se ha convertido en una vía estresante por culpa de la excesiva señalización, el trazado sinuoso y, sobre todo, por los baches, con zonas impracticables: km. 19 dirección Ourense, al salir de Guntín; km. 24 dirección Lugo, en Nespereira; km. 35 dirección Ourense, carril de adelantamiento llegando a Vilameñe (Taboada); km. 42, al salir de Taboada; km. 47 a 48 en ambas direcciones, alto de San Roque; km. 51 a 55 ambos sentidos, el infierno de la variante de Chantada; o los km. 55 a 58, también en un estado deplorable. Desde Fomento señalan que están en fase de redacción los proyectos para renovar el firme en 39 kilómetros de esta carretera entre Guntín y Carballedo, por de 6,5 millones.