Los presupuestos del Estado más esperados en los últimos años

El Gobierno tendrá que definir qué hace con el tren a Ourense y si da impulso a las autovías interiores


LUGO / LA VOZ

Lugo se juega mucho en los presupuestos del Estado del 2017, porque aunque en algunos puntos no se esperan inversiones millonarias, sí se tendrán que definir planificaciones del futuro. A nadie se le escapa que serán las partidas para el AVE lo más decisivo de las cuentas.

Se espera que se concrete si el Gobierno apuesta por la línea de alta velocidad entre Lugo y Ourense o simplemente se programarán mejoras en la actual vía y se abre la variante de A Pobra de San Xiao, que en los últimos dos años se llevó más de 26,2 millones de euros.

El presidente de la Xunta pidió a Fomento que hiciese una conexión rápida entre Lugo y Ourense. Por su parte, el Eixo Atlántico hizo un estudio que estimaba el coste de una línea doble de AVE para viajeros entre Lugo y Ourense en unos 1.470 millones de euros.

 Gestos sobre la Intermodal

Paralelamente, se espera algún gesto para recuperar la idea de la estación Intermodal. La Xunta y el Concello ya han dado pasos, aunque tímidos, para crear una nueva estación conjunta de tren y buses, pero falta que Fomento concrete qué piensa hacer. El proyecto ganador del concurso se aparcó en el 2012 y se rescindieron los contratos.

La otra gran obra pendiente en la provincia son las autovías interiores. La A-54, Lugo-Santiago, debería estar ya en obras desde finales del pasado año entre Palas-Melide-Arzúa, pero los trabajos siguen sin adjudicar. El tramo Palas-Melide son 11,7 kilómetros y salió a concurso por 100,5 millones de euros. El tramo Melide-Arzúa son 16,4 kilómetros, con 130,2 millones de euros. El proyecto aprobado estipulaba que esta autovía debería estar acabada a finales del 2021, pero con el ritmo actual comienza a haber dudas. Se espera partida para acabar el tramo Arzúa-Lavacolla. El dinero que se asigne en los presupuestos será clave para saber los plazos definitivos.

 Tramos sin licitar en la A-56

Por otro lado, está la A-56, entre Lugo y Ourense. En estos momentos solo se ejecutan 9 kilómetros en los límites de ambas provincias, en Carballedo, con un coste de 33 millones en su adjudicación. Del resto de tramos, hacia Guntín, no hay nada licitado.

También se espera que se sigan dando pasos en la construcción del corredor de la costa, entre Barreiros y San Cibrao, además de algún avance en la A-76 de Ponferrada-Monforte-Ourense. Fomento tiene ya tres tramos en redacción de proyecto. En la A-8 está pendiente de poner en marcha el sistema antiniebla.

 N-VI y A-6 necesitan reformas

En materia de conservación de carreteras, el Congreso acaba de aprobar por unanimidad arreglar la A-6 entre Baralla, Pedrafita y Villafranca del Bierzo. Se espera una partida específica para ello, o general para arreglar las carreteras nacionales, muy deterioradas en los últimos años. Deberían estar consignados los 4,6 millones de euros para la reforma de la N-640 y los 700.000 euros previstos para el puente en Meira.

Otra demanda de los lucenses es la inversión en la N-VI a su paso por la capital lucense. Aunque no se espera dinero para el necesario desdoblamiento de la vía, sí urge cumplir el compromiso de creación de la glorieta de unión con Afonso X O Sabio (esta semana la Diputación aprobaba la cesión de los terrenos) y el acceso a la ciudad desde el puente blanco. También en la N-VI, los vecinos de O Corgo tienen una campaña activa por el mal estado de la nacional.

 Supresión de pasos a nivel

Fomento, mientras no licita tramos de un AVE entre Lugo y Ourense, tiene pendiente la mejora de la actual infraestructura ferroviaria, tanto hacia la ciudad de las Burgas como hacia A Coruña. Se debería continuar con el plan de eliminación de pasos a nivel. Para el presente 2016 se llegaron a presupuestar 7,1 millones para este fin, pero a 30 de junio solo se había ejecutado el 2,1% de lo previsto, 189.000 euros.

También hay petición, como la hecha por el diputado del PP en el Congreso Joaquín García Díez, para reforzar las líneas de tren de Lugo a Ourense, para mejorar las frecuencias que enlazan con Madrid, y de Lugo a A Coruña, con paradas en las villas, como Guitiriz.

En materia de turismo, una actuación aparcada es la creación de los pasos subterráneos en el Camino de Santiago para que los peregrinos no invadan la carretera N-547. Son cinco puntos, cuatro en el municipio de O Pino (A Coruña) y uno en el de Palas de Rei. Había asignados dos millones de euros, pero el proyecto está parado.

 Nueva comisaría

Y en materia de infraestructuras deberían incluirse algunas partidas para la nueva comisaría de la Policía Nacional. Los populares Feijoo y Barreiro hicieron gestiones para crear la nueva comisaría de Lugo en los terrenos del antiguo Hospital Xeral.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
3 votos
Comentarios

Los presupuestos del Estado más esperados en los últimos años