La A-54 tendrá en Pambre un viaducto de un kilómetro, el más largo de la provincia

Suso Varela Pérez
Suso varela LUGO / LA VOZ

PALAS DE REI

Fomento diseñó un paso sobre el río de 350 metros pero será de 1.029 para evitar daños al patrimonio y al medio ambiente

31 mar 2016 . Actualizado a las 12:40 h.

La autovía A-54 que unirá Lugo con Santiago lleva un considerable retraso en su ejecución por diversos factores. Son conocidos los de la falta de compromiso político e inversor en este trazado por parte del Gobierno de Aznar -a pesar de haberlo incluido en el ya perdido Plan Galicia- y por la ausencia de interés de la primera titular de Fomento de Zapatero, Magdalena Álvarez. La llegada al ministerio de José Blanco aceleró las primeras adjudicaciones, pero estalló la crisis y hubo que replanificar obras. El Gobierno de Rajoy finalizó lo iniciado por el anterior ejecutivo y licitó lo que faltaba. En este contexto, la A-54 -si se sigue el cronograma del proyecto Palas-Arzúa- no estará acabada hasta el 2021. Otra cuestión será el nuevo Gobierno.

Hubo otros dos factores que causaron el retraso de esta autovía, que en la actualidad apenas se usa al estar incompleta, solo para ir de Lugo a Palas de Rei. Uno estuvo relacionado con la lejanía en la que quedaba el acceso de la autovía con Melide. Las protestas vecinales y empresariales de la comarca coruñesa alertaron a los políticos. Pero si realmente hubo un factor determinante para que esté tan retrasada la autovía fueron los daños que supondría el trazado inicialmente previsto al LIC Serra do Careón, una zona rica en fauna y flora -alguna exclusiva en Europa- que se vería afectada seriamente por un trazado que horadaba una montaña.

Tras el estudio de varias alternativas, la aprobación de la última declaración de impacto ambiental optó por una decisión acorde con la legislación. Los redactores del proyecto tuvieron en cuenta los posibles daños y las indicaciones y alegaciones de administraciones, vecinos y colectivos. Una de las decisiones fue alejar el trazado definitivo de la sierra y la vez que no afectase al entorno del Castillo de Pambre y de las torrentes do Mácara. En el medio quedaba el Camiño Francés.