La ONCE arregla la vida a un vecino de Palas durante 10 años

El afortunado, cuya identidad no se sabe, cobrará un sueldo de 2.000 euros al mes durante una década


lugo / la voz

Un afortunado vecino de Palas de Rei, o alguien que haya visitado esta localidad el pasado día 12 y comprara un boleto de la ONCE, es el afortunado ganador de un sueldo de 2.000 euros mensuales durante los próximos diez años. En números redondos, ganó un premio de 240.000 euros. A este premio hay que sumar otros cinco de 20.000 euros directos que lograron otras personas, al que solo le faltó acertar con el número de serie para obtener la misma recompensa económica que su vecino.

El agente que vendió el número 7.625 de la serie 45 es Arturo Fernández, residente en la localidad de Aranga (Betanzos), y que en las últimas dos semanas está cubriendo la baja del compañero que habitualmente se encarga de vender el cupón en los municipios de Palas de Rei, Monterroso y Taboada.

Arturo Fernández estaba radiante tras conocer que había repartido miles de euros entre sus clientes. «Estoy muy feliz por haber repartido estos premios y también desbordado por las felicitaciones que me están llegando desde muchos sitios». Su nerviosismo era tal que hasta bien entrada la tarde no se enteró que había dado los cinco premios de 20.000 euros.

Trabajador eventual

El vendedor todavía no ha cumplido dos meses en su nuevo trabajo, hizo sustituciones en Foz y Ribadeo y ahora en la zona de A Ulloa, y por ello asegura, haciendo gala de un gran sentido del humor que «no tuve tiempo a dar muchos más premios, pero espero que se mantenga la racha y dar alegrías a mucha más gente si continúo trabajando en una profesión que la verdad es que me encanta», expresó Arturo Fernández.

La identidad del ganador del premio de mayor cuantía es una incógnita, aunque sí está confirmado que es de Palas de Rei y que se trata de un hombre de mediana edad.

«Está claro que cualquiera de ellos, sobre todo el que fue afortunado con el sueldo durante diez años, va a disfrutar de unas Navidades excelentes, aunque se exceda un poco más de lo normal en los gastos», expresó Arturo Fernández.

El vendedor fue durante todo el día la persona más buscada y felicitada del pueblo. A pesar de recibir múltiples felicitaciones y de pararse un poco más a charlar con sus clientes, Arturo Fernández cumplió sin demoras con su recorrido habitual por Palas de Rei, Monterroso y Taboada en una jornada en la que vendió un poco más de lo habitual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ONCE arregla la vida a un vecino de Palas durante 10 años