Ciento ocho años como si nada

Dolores Gómez Ramos celebró su cumpleaños en el centro social de Palas de Rei, acompañada por una decena de familiares.


El cumpleaños de Dolores Gómez Ramos es especial, como todos los cumpleaños para quienes los celebran, pero el suyo es extraordinario y casi único, porque son muy pocas las personas que llegan a los 108 años. Aunque vive con una hija en la parroquia de Laia, ayer lo festejó en el centro social de Palas de Rei, acompañada por una decena de familiares, incluidos los tres hijos, un vecino con el que tiene mucha relación, el alcalde, los usuarios del centro de día y el personal que los atiende. Nació en Pena, en la parroquia de Quindimil, y allí vivió toda su vida hasta hace 26 años, cuando se trasladó a Laia. Hace 26 años se quedó viuda y desde entonces vive con ella su hija Caridad . Los otos dos hijos presentes ayer viven en Augasantas y en Bilbao y hace algunos años murió el mayor, que la sumió en una depresión que le causó la mayor y casi única enfermedad que tuvo en su vida. Tiene seis nietos y siete bisnietos, el mayor ya cumplió los 39.

Dolores cumple todas las características de las personas longevas y de algunas a mayores. Fue al médico por primera vez a los 97 años; se viste, se asea y hace su cama, y por las mañanas la hija le esconde la ropa para que no se pueda levantar temprano. Cuando come, de todo, toma un vaso de vino como el de ayer, durante el brindis en el centro social. Aparenta tener varias décadas menos y durante su vida compaginó el oficio de costurera con el trabajo duro en el campo. Tranquilidad. Pese al ajetreo de la jornada, ayer estaba totalmente tranquila y casi ni se inmutó cuando se vio en la televisión, que nunca fue su entretenimiento. Como ahora no ve demasiado, cambió la lectura de revistas por el rezo del rosario y la charla. Ayer el alcalde le regaló un rosario y recibió flores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Ciento ocho años como si nada