Catastrazo a plazos en Outeiro de Rei

El Concello intenta fraccionar el pago de actualizaciones de valor de 9.000 fincas

El Concello ingresará 100.000 euros más al año con las regularizaciones
El Concello ingresará 100.000 euros más al año con las regularizaciones

LUGO / LA VOZ

El Concello de Outeiro de Rei cobrará los atrasos del catastro de los últimos cuatro años a unas 9.500 fincas. La situación procede de la regularización de terrenos edificables cuyos dueños no tributaban hasta ahora por esa condición. La Dirección General del Catastro trasladó al Concello esa situación, ante la que el margen de maniobra de la administración local resulta escaso.

La necesidad de cobrar las actualizaciones no admite recurso alguno, como reconoce el alcalde, José Pardo. Lo que sí puede hacer el Concello es intentar que los dueños afectados realicen un pago fraccionado en lugar de desembolsar la cantidad correspondiente en una sola vez. Antes de la actualización, la valoración de un terreno rústico andaba en torno a 0,20 o 0,30 euros por metro cuadrado. Ahora, tras el cambio, la valoración es de dos euros por metro cuadrado.

Teniendo en cuenta que el número de fincas afectadas supera las 9.000, el Concello, sin un dato exacto, estima que los propietarios a los que atañe esta medida rebasa ampliamente el millar. Por otro lado, se trata de una situación que se inició hace años y que se da prácticamente en todo el término municipal.

En todas ellas, explicó el regidor, se tramitó alguna declaración de núcleo rural, un paso necesario para poder permitir la construcción y con el cual los terrenos incluidos en el procedimiento deben tener una tributación mayor. La situación salió a la luz tras una modificación puntual del planeamiento en la parroquia de Robra en la que se dieron de alta varios núcleos.

El tipo impositivo en el ayuntamiento de Outeiro de Rei es del 0,45 % para los terrenos de naturaleza urbana y del 0,40 % para los de rústica. En el pleno celebrado anteayer, el BNG solicitó que se redujese el primero de ellos hasta el 0,40 %. El PP rechazó la petición, y el alcalde argumentó que el tipo aplicado en Outeiro de Rei ya estaba cerca del mínimo legal (el 0,40 %, que proponía el BNG) y que no tenía sentido introducir modificaciones. El Bloque también demandaba, en su moción, que el Concello adoptase las medidas necesarias para no aplicar la regularización con efectos retroactivos y que la las fincas consideradas urbanas se les diesen una serie de servicios (recogida de basuras y saneamiento, entre otros).

La regularización de las fincas supondrá para el Concello unos ingresos anuales de 100.000 euros. A esa cantidad, además, hay que sumarle lo que ingresará por los atrasos. Hasta el otoño, período en que pasan al cobro los recibos, al Concello, como reconoce Pardo, le quedan unos meses de margen para poder lograr que el pago de atrasos sea fraccionado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
109 votos
Comentarios

Catastrazo a plazos en Outeiro de Rei