Outeiro de Rei, una década con los artesanos

La localidad chairega congregó a un centenar de artesanos en su muestra anual


Aceite de Ribas de Sil, elaborado con la variedad de autóctona Brava Mansa, que le proporciona más polifenoles y antioxidantes que otras; chorizos de potro y embutidos de caza; castañas de Paradela preparadas en crema, con chocolate o en almíbar, mermelada de grelos o de pimientos de Padrón, fueron algunos de los singulares productos que se dieron cita en la Feira de Artesanía de Outeiro de Rei.

El centenar de puestos de oleiros, ceramistas, ferreiros, canteiros, joyeros y demás actividades convirtieron ayer Outeiro de Rei en la capital de la artesanía de Galicia, con el objetivo claro de vender sus mercancías y de promocionar sus actividades. Hubo, entre otras demostraciones, cómo se maneja el huso y la rueca por parte de miembros de la asociación Bolboreta Fiandeira. Entre los materiales que utilizaban tenían lana de oveja teñida con un preparado a base de cebolla y otro de nuez.

Entre las mujeres que manejaban con gran soltura el uso estaba Elena Yáñez Martínez, de Viana do Bolo, quien le recordaba ayer a sus compañeras de tareas que le gustaba más trabajar con lino, que con lana. Con el primero de los materiales confeccionó durante la Guerra Civil vendas para los soldados heridos.

Paseos en batuxo

Las ventas de puestos, que recibieron centenares de visitantes, se complementaron con actuaciones musicales, juegos tradicionales, talleres de barro y de elaboración de joyas de diseño celta, además de una exhibición de trabajos con motosierra. Por primera vez en los diez años de historia de la muestra organizaron paseos en batuxo por el río Miño. Hubo además visitas guiadas por el Campo da Feira, Penas de Rodas, en Gaioso, la iglesia de Robra y el Salto do Piago.

Algunas empresas como A Callobresa, con sede en Guitiriz, presentó en la muestra la primera harina ecológica, elaborada con la variedad de trigo autóctono, «callobre», que obtuvo recientemente la certificación del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica. La materia prima la suministra la empresa Volta o Sacho, que cultiva esta variedad en la zona.

En la zona reservada para los oleiros había representación de Buño, Sober, Niñodaguía y Bonxe. Los más pequeños pudieron trabajar con barro, bajo la mirada atenta de los artesanos, que repartieron algunos platos de Bonxe entre los asistentes a la feria.

Las actividades de la jornada artesana de Outeiro de Rei se completaron con una exhibición de perros adiestrados, con una muestra de vehículos clásicos y con la entrega de diez premios de cincuenta euros cada uno, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Outeiro de Rei, una década con los artesanos