La subasta de ganado que resiste en la pandemia

Acruga celebró en Adai la puja de raza rubia gallega

Imagen de la subasta celebrada este mediodía en Adai
Imagen de la subasta celebrada este mediodía en Adai

LUGO / LA VOZ

Una subasta como la de Adai resiste en plena pandemia. Acruga celebró este viernes a mediodía, en esa localidad de O Corgo, la tradicional puja de reses de raza rubia gallega, con 18 animales en venta y 36 ganaderos participantes. Hubo 14 novillas y cuatro machos. Ocho de las novillas procedían de la Granja Gayoso Castro (Castro de Ribeiras de Lea), y seis, de explotaciones de ganadería distintos municipios de la provincia.

Mientras los machos se quedaron sin comprador, se vendieron 12 de las 14 novillas, que alcanzaron un precio máximo de 2.800 euros y un precio medio de 2.020 euros. Las novillas procedentes de la Granja Gayoso Castro tuvieron un precio de salida de 1.900 euros, y cada comprador contó con una ayuda de 200 euros, otorgada por Caixa Rural. Además de compradores procedentes de distintos lugares de la provincia, a la subasta acudió también Alfredo Méndez, restaurador de Castilla-La Mancha que cría reses de raza rubia gallega. Este viernes, sin embargo, no compró ninguna cabeza.   

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La subasta de ganado que resiste en la pandemia