«Prefiro traballar con homes que con mulleres; son mais leais»

Esta delineante se incorporó en julio a la empresa y es la única mujer entre siete hombres


LUGO / LA VOZ

Mientras Carolina Pérez López (Viveiro, 1975) se siente la reina de la fábrica; Antonio, Rubén, Héctor, Pepe, Paco, José Manuel y Manuel, aplauden con las orejas. Hace poco más de un mes que esta mujer empezó a trabajar como delineante en Transformaciones Ando S. L, una empresa de transporte y mantenimiento de vehículos ubicada en el parque empresarial de O Corgo.

Hasta su incorporación, aquí solo trabajaban hombres, por lo que fue llegar ella y, alegría generalizada. «Empezei a traballar o 12 de xullo e estou encantada. Síntome totalmente integrada, arroupada e moi protexida polos meus compañeiros. Todos me acolleron desde o primeiro día moi ben. Tanto é así que cando un se vai de vacacións invita a todo o grupo a comer. Estaba recén chegada e xa me convidaron ao primeiro xantar», relata Carolina, que nunca le asustó tener que convivir laboralmente con personas del sexo contrario. «É mais, prefiro traballar con homes que con mulleres; son máis leais e simples. As mulleres son mais interesadas e envidiosas», opina esta lucense, a sus 42 años de edad.

Contrato anual

Casada y con dos hijos, esta viveirense, afincada en la capital lucense, consiguió este trabajo gracias al Plan Ben Empregado 4, de la Diputación de Lugo. «Estudei alienación industrial, fixen o ciclo superior de telecomunicacións e informática e un curso de xestión administrativa. Levaba anos presentándome e este Plan e foi este cando dúas empresas demandaban unha persoa co meu perfil. Quedei de segunda nunha delas, xa din todo por perdido e pensei en preparar unha oposición. Pero o nove de xullo chamáronme da Deputación para comunicarme que quedara vacante o posto. Díxenlle que me interesaba e ao día seguinte chamoume o que agora é o meu xefe», explica Carolina Pérez, que tiene un contrato por un año.

Su jornada laboral es de lunes a viernes, de ocho y media de la mañana a una y media del mediodía y de tres a seis de la tarde. «Encárgome de facer os planos para que despois os meus compañeiros fagan os cortes e a montaxe no taller. Eu fago todo o proceso previo a construción das pezas, tales como remolques, rolos, cargadores...», explica Carolina, que añade que los trabajadores de la fábrica forman un gran equipo y se ayudan siempre que se necesite. «Aquí non existe o machismo nin nada diso. Aquí todos nos valoramos e nos axudamos desinteresadamente cando fai falta», indica esta lucense, que si tienen que echar una mano en algún otro proceso, también lo hace.

Una delineante que prestará servicio durante un año en esta empresa de O Corgo y en la que hasta su llegada todos los trabajadores eran hombres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
59 votos
Comentarios

«Prefiro traballar con homes que con mulleres; son mais leais»