Fomento dice que la N-VI no necesita mejoras

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

O CORGO

ALBERTO LÓPEZ

El Gobierno responde al PSOE que la vía tiene una conservación adecuada para su tráfico y siniestralidad

11 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La N-VI a su paso por la provincia de Lugo no se va a arreglar ni a corto ni a medio ni a largo plazo, según se desprende de la contestación que el Gobierno le acaba de entregar a la diputada del PSOE por Lugo, Margarita Pérez Herraiz, que preguntó en la Cámara Baja sobre la petición de un «plan de humanización» aprobado por unanimidad por la Diputación el pasado octubre y que tendría su ejecución en el 2019.

En el escrito que apoyaron, a instancias del PSOE, tanto el PP como el BNG, se explicaban varias carencias en el recorrido de los 111 kilómetros de la N-VI desde Pedrafita hasta Guitiriz, haciendo hincapié en la necesidad de mejoras en el firme, medidas de seguridad a su paso por las villas (especialmente para los peatones), reformas en la señalización y la urbanización en las cabeceras municipales. Esta petición se sumaba a la del Concello de O Corgo, que también por unanimidad, solicitó la rehabilitación de la vía, que lleva años en un estado de abandono total, tal y como denunciaron los cientos de firmas de vecinos y empresarios del municipio que presentaron ante la Subdelegación del Gobierno.

OSCAR CELA

A pesar de que la comisión de Fomento, como recordaron en el PP de Lugo, aprobó un estudio de mejora del firme de la N-VI en O Corgo, y que existe un proyecto de Carreteras para la nacional a su paso por Outeiro de Rei, desde el ministerio destacan la baja intensidad de tráfico (señalan que entre Pedrafita y Nadela apenas hay 2.000 vehículos) y que en cuanto a siniestralidad no existe ningún tramo de concentración de accidentes. Además, el Gobierno apunta que se llevan a cabo trabajos de conservación que permiten a la N-VI «teñer un estado adecuado». Por todos estos motivos, Fomento dice que atenderá la conservación ordinaria de la N-VI, priorizará las rehabilitaciones en aquellos tramos que lo requieran, «en función de la siniestralidad y los tráficos existentes» y hará actuaciones en función de «las disponibilidades presupuestarias».