Hospitalización a domicilio tendrá teleasistencia dentro de un mes

La unidad se incorporará de forma paulatina y tendrá acceso a la historia clínica


lugo/ la voz

La unidad de hospitalización a domicilio, HADO, compuesta por cinco equipos de médico y enfermera, empezará a partir del mes próximo a incorporarse a la plataforma tecnológica TELEA, según adelantó el gerente de la EOXI, Ramón Ares, en la presentación de la experiencia piloto, llevada a cabo por el servicio de Medicina Interna. Lo hará de forma paulatina y supondrá que los pacientes que reciben hospitalización a domicilio, -cada uno de los equipos atiende a una media de doce- puedan utilizar este dispositivo, que les permitirá estar más controlados, para evitar descompensaciones que requieran ingreso hospitalario. Otra de las ventajas de este sistema, desde donde se transmitirán las alarmas a los especialistas, al 061 y al PAC, consiste en que la unidad tendrá acceso directo a la historia clínica electrónica desde el domicilio del paciente, según adelantó Ares.

El tipo de pacientes que está atendiendo en estos momentos HADO son aquellos que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas en las que ha surgido alguna complicación; con infecciones que precisan tratamientos intravenosos; crónicos que se descompensan con frecuencia: personas que padecen insuficiencia cardíaca, o que precisan cuidados paliativos porque sus síntomas ya son de difícil control. No todos ellos son susceptibles de incorporarse al programa.

Ares explicó que una vez que Medicina Interna validó el funcionamiento del dispositivo de telemedicina, en un plan piloto en el que participaron 36 pacientes, pertenecientes al centro de salud de Illas Canarias, el siguiente en incorporarse será el centro de salud O Corgo, cuyo personal ya empezó a familiarizarse con el sistema.

Dispositivo domiciliario

TELEA supone que cada paciente dispondrá en su domicilio de los dispositivos de control necesarios que pueden incluir desde una báscula, a un medidor de glucosa, o un tensiómetro. El enfermo o su cuidador tomarán los datos, según las pautas que reciba. Estos pasarán a un concentrador, que los enviará directamente, vía wifi, a la historia clínica electrónica, donde se volcarán. Esta información permitirá a los profesionales tomar decisiones antes de que el enfermo se descompense y necesite un nuevo ingreso hospitalario.

Los primeros resultados, recogidos durante meses entre los 36 pacientes con insuficiencia cardíaca grave, -el programa empezaron a desarrollarlo el pasado verano- apuntan a que consiguieron evitar un 75% de los ingresos de los seis meses anteriores a su incorporación al programa. Los profesionales pudieron manejarlos desde casa, con todas las garantías, según explicó el jefe de servicio de Medicina Interna, Emilio Casariego Vales.

En una encuesta realizada entre quienes participaron en el programa piloto, una mayoría reconoció que el programa era difícil de instalar, pero de uso sencillo. También tenían la percepción de estar mejor controlados que antes.

Calificación de nueve sobre diez

La valoración final otorgada por los afectados, según los datos expuestos por el jefe de servicio de Medicina Interna, Casariego Vales, fue de nueve sobre diez. El desarrollo del modelo, exportable a otro tipo de pacientes, según insistió, requiere de una imprescindible colaboración con atención primaria y del hospital de día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hospitalización a domicilio tendrá teleasistencia dentro de un mes