El PP intenta desactivar la polémica por la casa de Castiñeira en O Corgo

Luis Álvarez sugiere que si el candidato popular no presenta la licencia es porque «non ten nada que ensinar»


lugo / la voz

El PP intenta maniobras evasivas pero en el PSOE no están dispuestos a dejar sin explotar debidamente el filón electoral que parece que creen haber encontrado en la casa que el aspirante popular Jaime Castiñeira tiene en O Corgo. El socialista Luis Álvarez volvió ayer a la carga en su exigencia al líder popular de que presente la licencia con base en la que edificó. El interesado insiste en que es una construcción totalmente legal y, al igual que el presidente provincial de su partido, anima a los socialistas a acudir a los juzgados si tienen constancia de la existencia de irregularidades.

El alcalde y aspirante de nuevo a la alcaldía por el PSdeG, José López Orozco, se mostró cauto, pero no eludió la cuestión cuando le preguntaron los periodistas. Vino a decir que el asunto se zanja si Castiñeira muestra la licencia. En todo caso, quiso escenificar que se encuentra por encima de esta polémica; él, lo que quiere, según dijo, es debatir sus propuestas electorales.

El actual portavoz del gobierno local y secretario local del PSdeG, Luis Álvarez, jugó de nuevo ayer el papel de poli malo. Si Castiñeira, dijo, no muestra la licencia de su casa, es posible que sea porque «non ten nada que ensinar». Afeó a Castiñeira que se refiere al edificio en cuestión en términos que reducen su relevancia. Dijo que así demuestra falta de sensibilidad porque hay en Lugo muchas personas que pasan grandes dificultades para pagar el alquiler, y las facturas de la luz y del gas. Por ese motivo, explicó, el Concello destinó en el 2014 215.765 euros a ayudar a los vecinos que no podían hacer frente al alquiler y a otros recibos. Intentó meter en el ajo al presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro, y le lanzó una pregunta: «¿Considera aceptable que o candidato a alcaldía (...) teña este tipo de actitude?».

En el PP tiraron de muleta para darle un pase torero a las sospechas lanzadas desde el PSdeG. Barreiro empezó por calificar de denominación «en grado superlativo» la de chalé aplicada a la casa de Castiñeira en O Corgo. «Xaime dixo que é totalmente legal», afirmó Barreiro, que recordó a los socialistas, que «cada un será responsable do que di». Si tienen dudas, señaló, deben acudir al juzgado, que fue lo mismo que dijo Jaime Castiñeira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El PP intenta desactivar la polémica por la casa de Castiñeira en O Corgo