«Pensei que era o ruído dun camión»

Vecinos de concellos próximos al epicentro del seísmo cuentan en primera persona su testimonio y sus reacciones


LUGO / LA VOZ

Recorremos varias localidades próximas al epicentro del terremoto para conocer de primera mano los testimonios y las reacciones de los vecinos tras el temblor. La primera parada recae en Monterroso, municipio en el que en un primer momento el Instituto Geográfico Nacional registró el seísmo con una magnitud estimada de 4,1. El temblor era la conversación de la mañana, aunque no todos se enteraron. «Na nosa casa espertou miña irmá e púxonos en pé a todos. Eu durmía coma unha pedra e non me enterei de nada», manifestaba Chus Sánchez, una jubilada residente en el centro del pueblo que en el momento de ser preguntada se encontraba a las puertas de un supermercado.

Situación distinta fue la de Elena Fernández, residente en Meixaboi, en el municipio de Guntín. La mujer, que reside a pocos metros de la carretera N-547, se encontraba durmiendo en el momento que la tierra empezó a temblar. No sabía si estaba soñando o era una realidad. «Escoitei un ruído forte, pero como teño a estrada ao lado e por ela pasan a miúdo coches e camións, pensei que era o ruído dun camión», relata esta residente en Guntín.

La cama empezó a moverse

Quien sí estaba segura de que estaban ante un movimiento de tierra fue Delia Porto. Esta vecina de Antas de Ulla estaba durmiendo plácidamente cuando su cama empezó a moverse. «Espertei porque empezou a moverse a cama e xa me din conta de que era un terremoto», contaba ayer desde la ventana de su vivienda y con el susto en el cuerpo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pensei que era o ruído dun camión»