«Mi condena es solo por tráfico de influencias. ¿Quién no buscó una influencia nunca?»

Asegura que su compromiso solo era con la gente hasta el 2019 y que en ese fecha decidirá si sigue en política


lugo / la voz

Hace menos de un mes que el ex alcalde de Monterroso, Jesús Otero, firmó su cese y cedió su puesto a su segundo en la lista de Independientes Terras do Asma, Miguel Rico. El pasado lunes explicó a sus vecinos los motivos por los que se iba y habló sin tapujos de su pasado reciente y del futuro. El ex regidor dejó abierta la incógnita de si volverá a presentarse en las municipales del 2019. Cargó contra los que le están criticando en Internet y explicó que presentará listas en varios concellos si los grandes partidos no recapacitan y actúan «con sentidiño».

-¿Cómo analiza la sentencia que le obliga a dejar la alcaldía?

-Tiene una lectura muy clara y que no tengo que ocultar. Mi condena es por tráfico de influencias, no he cometido ningún delito condenable socialmente. Yo me pregunto: ¿Quién no buscó una influencia en algún momento de su vida?, Además, si mi actuación fue condenable, lo que hacen diariamente los grandes lobbies presionando a los poderes públicos, ¿que pena merece?.

-¿Cómo afectará su marcha al Concello?

-Desde el mismo momento que decidí presentarme a las elecciones era consciente de que esto podía pasar y los vecinos también lo sabían. Pueden estar tranquilos ya que voy a seguir ahí apoyando a una lista de personas que solo tienen como objetivo trabajar por Monterroso.

-¿Qué opina de los ataques que está sufriendo en redes sociales?

-La gente que se esconde detrás de las redes sociales es cobarde y no tiene honor. Pienso que estos ataques solo pueden proceder de personas muy obsesionadas con mi persona en particular, que sienten hacía mi un odio intenso y que son incapaces de dar la cara.

-¿Está decidido a presentar listas en varios concellos de la provincia las próximas municipales?

-En principio no es nuestra intención, aunque tampoco es un escenario que descartamos. Tenemos más que claro que lo que buscamos es que los grandes partidos cumplan con lo que prometen y actúen con sentidiño. Si es así, nuestra presencia en política no será necesaria, pero si la situación se mantiene como en la actualidad considero que los partidos independientes tienen un papel importante que cumplir con la sociedad.

-¿Volverá a presentarse en las próximas elecciones?

-Ni lo sé ahora mismo ni me quita el sueño. Dije alto y claro cuando me presenté que mi intención era cumplir un ciclo hasta el 2019 y ahora mismo me mantengo en esta tesitura. Hay que marcarse nuevos y ambiciosos objetivos y dejar paso a personas nuevas.

-¿Qué diferencia a su grupo político del resto?

-Algo muy evidente. La gente de la lista independiente no vive de la política, solo vive para ella. Nuestra frase de cabecera fue pelear por un pueblo unido y la mantenemos contra viento y marea. Es más que evidente que no somos profesionales de la política.

-¿Cree que sus votantes entendieron lo de su cese?

-Repito que desde el momento en el que encabecé una lista en los comicios municipales el pueblo sabía perfectamente que podía pasar lo que ahora ocurrió debido a mi situación judicial. Todos lo entendieron, ya que nunca engañé a nadie.

-¿Qué le pareció la respuesta de los vecinos cuándo les dio explicaciones?

-Apoteósica y solidaria. La realidad es que la nutrida asistencia al acto abierto en el que les ofrecí cumplidas explicaciones de mi situación, y el cariño y respaldo que me mostraron desde el primer momento, me emocionó. Considero que quedó claro que el pueblo continúa estando conmigo y con toda la gente que integraba una lista que logró un respaldo mayoritario y que vuelvo a repetir que solo tiene un único interés, trabajar para mejorar la calidad de vida de los monterrosinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Mi condena es solo por tráfico de influencias. ¿Quién no buscó una influencia nunca?»