Empresarios de la madera critican las tasas por sacas en la comarca de Meira

X.M.P. VILALBA / LA VOZ

MEIRA

Madera apilada en montes de Barbanza
Madera apilada en montes de Barbanza CARMELA QUEIJEIRO

Creen que la medida penalizará la actividad forestal

22 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La propuesta de crear una ordenanza para actividad forestal en Meira y en cinco municipios cercanos -Pol, Ribeira de Piquín, A Pontenova, Riotorto y A Pastoriza- sigue suscitando críticas. Las asociaciones de la cadena de valor de la madera de Galicia se sumaron ayer al rechazo mostrado en días pasados por otros colectivos. Su impresión es que la medida, que conllevará el pago de 0,60 euros por tonelada de madera cortada, será en la práctica un impuesto más, que penalizará la actividad forestal en tiempos de crisis.

La asociación insta a los concellos a adaptar las pistas a la nueva maquinaria; recalca que paralizar las cortas algunos meses, como algún alcalde llegó a sugerir, causaría un fuerte impacto en todo el sector, y cree que la gestión del monte está amenazada por decisiones como la nueva tasa.

La situación se plantea desde hace días. Una asociación vecinal de Riotorto, la de la parroquia de A Órrea, y una sociedad de propietarios forestales de Meira expresaron sus críticas y dijeron sentirse perjudicados. Alcaldes como los de Ribeira de Piquín y de A Pastoriza (Roberto Fernández y Primitivo Iglesias, respectivamente) aseguraron que la tasa era necesaria para contribuir al cuidado de las pistas, sin que su aprobación se concibiese como un ataque al sector.