La frondosidad y la orografía complican la búsqueda del hombre desaparecido en Baleira

Decenas de agentes y voluntarios participaron ayer en el operativo puesto en marcha para encontrar al ribeirense Álvaro Pin en los montes de A Marronda

La frondosidad y la orografía dificultan la búsqueda del hombre desaparecido en Baleira
La frondosidad y la orografía dificultan la búsqueda del hombre desaparecido en Baleira

baleira / la voz

 «Nada, seguimos sen saber nada», comentaba con decepción a última hora de la tarde de ayer uno de los voluntarios que participa en las batidas que desde el viernes por la noche buscan en los montes de A Marronda, en Baleira, a Álvaro Pin (más información en la página 6 de Galicia). Al cierre de esta edición, tras más de dos días de intensa búsqueda en la que participan agentes de la Guardia Civil, Protección Civil (de Ribeira de Piquín y de Meira), agentes medioambientales, la patrulla canina del Casaga y decenas de voluntarios, poco o nada se sabía del paradero del lucense.

En la noche del viernes, cuando viajaba con unos familiares a la altura de O Real de Martín, una pequeña aldea con una sola vivienda habitada, se bajó del coche y se adentró en el monte de A Marronda. Ahí se le perdió la pista.

Esa misma noche se le buscó por el lugar hasta cerca de las 3 de la mañana y el sábado, a las 8, se montó un operativo que incluyó perros de rastreo y un helicóptero.

«Peináronse metros e metros de monte, repasamos as casas abandonadas e nada», apuntaba un voluntario. En un momento dado, se recibió un aviso de que un hombre que vestía una prenda roja y pantalón oscuro había sido visto en una aldea próxima, pero resultó una falsa alarma, por lo que ayer se montó de nuevo el operativo con decenas de voluntarios.

Por la mañana se encontró una nota junto a una botella de agua. Sin embargo, entre los participantes en el rastreo había cierta incredulidad puesto que el día anterior, decían, ya habían pasado por ese mismo punto sin haber visto la carta. Pese a todo, por la tarde se intensificó la búsqueda en esa zona, en la que emplearon también a los perros de rastreo.

A medida que fueron cubriendo terreno, se amplió la zona, abriendo el área hacia Mendreiras y Cortevella.

Uno de los grandes problemas de la búsqueda viene dado por las características del entorno: una enorme superficie de monte arbolado con enormes desniveles donde resulta muy difícil avanzar. Además, la maleza marca el ritmo y la zona está surcada por varios arroyos. «Hai zonas nas que é realmente difícil camiñar», apuntan desde el operativo. Hoy tienen previsto continuar con la búsqueda de Pin.

Decenas de efectivos y voluntarios buscan en Baleira a un hombre que desapareció la noche del viernes

L.G.C.
Los perros de rastreo participaron ayer y hoy en la búsqueda
Los perros de rastreo participaron ayer y hoy en la búsqueda

Los perros de rastreo se sumaron a las tareas, especialmente complicadas por la amplitud y la frondosidad del monte

Decenas de personas, entre efectivos de la Guardia Civil, Protección Civil, agentes forestales y voluntarios peinan los montes de A Marronda, en el concello lucense de Baleira, en busca de Álvaro Pin, un hombre de 40 años natural de la aldea de Barango, en Ribeira de Piquín, que desapareció en la noche del viernes. Ese día, sobre las nueve, se bajó de un vehículo en el que viajaba junto a unos familiares a la altura del lugar de O Real de Martín, una pequeña aldea de Baleira en la que apenas queda una casa habitada. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La frondosidad y la orografía complican la búsqueda del hombre desaparecido en Baleira