La familia de la desaparecida de Meira espera la entrega de sus restos para poder enterrarla


VILALBA / LA VOZ

La familia de Oliva López, mujer de Meira que fue hallada muerta el pasado martes tras haber desaparecido en enero, espera quese le entreguen los restos para poder celebrar su entierro. Todavía se desconoce cuándo será exactamente ese momento, pues los restos fueron enviados a Lugo y los forenses tendrán que realizar los correspondientes exámenes. Sin embargo, a la familia sí se le ha confirmado que los restos aparecidos el martes son los suyos.

Isidoro Folgueira López, sobrino suyo que vive en el barrio de Grañanova, explicó ayer que ya hacía bastante tiempo que se había perdido la esperanza de hallarla con vida. La mujer fue dada por desaparecida una mañana de enero, en unos días de bastante frío por las noches, y se consideraba muy improbable que hubiese podido aguantar esas adversas condiciones meteorológicas. El cuerpo fue hallado en la zona de Ponte do Couso, a un kilómetro del barrio de Vilaxuso, donde había nacido, y del de Grañanova.

Vivía en Murias, barrio que no pertenece a la parroquia de Meira, a diferencia de los dos mencionados, sino a la de Seixosmil. Pese a su edad, 85 años, sus condiciones físicas, según manifestaron ayer el mencionado sobrino y un hijo de este, eran buenas: hasta hace alrededor de un año caminaba de su casa, distante varios kilómetros, a su barrio natal. Estaba viuda y no tenía hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La familia de la desaparecida de Meira espera la entrega de sus restos para poder enterrarla