Lugo estrena el renovado canil de Frigsa, con circuito «agility» y zona de lavado y peinado de mascotas

la voz LUGO

LUGO CIUDAD

Las nuevas instalaciones disponen de una zona cubierta, nuevo mobiliario y pavimento blando para las zonas de juego

08 jul 2024 . Actualizado a las 13:53 h.

El canil de Frigsa, en Lugo ciudad, es desde este lunes una nueva zona de esparcimiento para las mascotas, en la que se renovaron todas las instalaciones y servicios, cumpliendo así con una de las peticiones del vecindario del barrio. El Concello acometió una importante reforma integral de este recinto, de casi 1.200 metros cuadrados, que permitió la instalación de un circuito agility, compuesto de balancín, eslalon y túnel para el ocio y entrenamiento de los animales, con zona de lavado y peinado para mascotas.

Además, la nueva área de mascotas puesta en marcha por el gobierno local dispone de pérgola cubierta, nuevo mobiliario urbano y pavimento blando para las zonas de juego, que alternará con césped. De hecho, en el proyecto de remodelación integral de este canil fue necesario reparar las depresiones del terreno, renovar el sistema de riego y drenaje, y hacer un estudio del estado de los árboles de la zona, para saber cuáles mantener.

La alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, y el concejal de Transición Ecoloxica, Miguel Fernández, en el nuevo canil de Frigsa
La alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, y el concejal de Transición Ecoloxica, Miguel Fernández, en el nuevo canil de Frigsa

Esta actuación, llevada a cabo por el área de Transición Ecológica, supuso una inversión de casi 96.000 euros que dieron como resultado una infraestructura totalmente renovada en el canil del parque de A Milagrosa.

Peticiones vecinales

El principal objetivo del Concello de Lugo fue cumplir con las solicitudes del vecindario al tiempo que se dotaba de un área de esparcimiento y convivencia para las mascotas y sus dueños cómoda, segura y respetuosa con el resto del entorno. Por eso, señalan, se emplearon materiales naturales en todo momento y se dotó al canil del equipamiento necesario y de diferentes áreas, una de ellas con una estructura de cubierta tipo pérgola, que proteja de la intemperie y favorezca la socialización en condiciones de confort.

Además de zona de lavado y peinado, el canil cuenta con bebederos sin retención y contenedores de residuos orgánicos. Por su parte, la zona de lavado de las mascotas dispone de bañera, mesas, dispensador de guantes y bolsas desechables, e incluso de una superficie pétrea para evitar que, una vez lavados, los perros vuelvan a ensuciarse y facilitar la limpieza y desinfección por parte de los servicios municipales.

Mejoras en el césped

El concejal de Transición Ecológica, Miguel Fernández, explicó que «para que o deseño do novo recinto fose respectuoso coa contorna e os animais, no proxecto primou o uso de materiais naturais co obxectivo de facelo cómodo, seguro e atractivo». Además, las obras para la renovación del canil, exigieron la reparación de las depresiones del terreno y las deficiencias que presentaba el césped, por lo que después «aproveitouse o movemento de terras para colocar un novo sistema de rega e drenaxe que tamén contribuirá á mellora da zona».

En el diseño del renovado canil también se tuvieron en cuenta otros factores como la seguridad, tanto de los dueños como de las mascotas. De hecho, también se instaló nueva iluminación y doble puerta de acceso de cierre automático mediante resorte hidráulico, además de bancos cubiertos en la parte inferior para evitar que las mascotas puedan lesionarse. El cerramiento del canil es vegetal con malla tipo hércules, que cierra el terreno, que alterna el zahorra compactado con otras zonas de césped y pavimento blando en las áreas de entrenamiento.

Con la apertura del canil de Frigsa, se da servicio a los dueños de mascotas de la zona norte de la ciudad. En el municipio de Lugo dispone de otros dos caniles, uno en la zona sur, en Acea de Olga, y otro en el centro, junto a la Muralla, en la parte trasera de la Rúa Montevideo.