Vecinos de varias parroquias de Lugo se oponen a una planta de biometano en Coeses

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Reunión de vecinos en Soñar contra la planta de Coeses
Reunión de vecinos en Soñar contra la planta de Coeses LAURA LEIRAS

Se movilizarán y pedirán explicaciones a Xunta y Concello. Una empresa proyecta una inversión de 12 millones de euros en una fábrica para producir 53.000 toneladas de biogás al año

11 jun 2024 . Actualizado a las 17:16 h.

Vecinos de varias parroquias del municipio de Lugo se oponen a la construcción en el monte comunal de Coeses, en concreto en Lamablanca, a la construcción de una planta de biometano en la que se prevé una producción anual de 53.000 toneladas y una inversión de unos 12 millones. En el encuentro estuvieron concejales del BNG, con su portavoz, Rubén Arroxo a la cabeza.

Acudieron a la cita, celebrada ayer por la tarde en el local social de Soñar, medio centenar de vecinos de Soñar, Piúgos, Cuíña y Santa Comba. Manifestaron su sorpresa cuando hace unos días se publicó en el DOG el proyecto de exposición al público presentado por Bioenergía de Lugo, una iniciativa del grupo empresarial Arrate, con sede en Madrid, y que se dedica al campo de las energías renovables.

«Ao lado das nosas casas non queremos estes olores e imos a loitar porque non se faga esta planta», manifestó Manolo, un vecino de Soñar y uno de los convocantes de la reunión de ayer. En este primer encuentro, los vecinos ya mostraron su disposición a presentar alegaciones al proyecto y tienen intención de pedir reuniones con los responsables de la Xunta y del Concello para exponer sus quejas e inquietudes.

«Imos a facer mobilizacións, porque cremos que este proxecto vai traer consecuencias negativas, tanto ambientais como para a convivencia de varias parroquias lucenses», explicó Manolo.

Los vecinos consideran que la planta afectará a los manantiales de los que se suministran de agua todas estas parroquias, que carecen de traída municipal. También indicaron que los olores afectarán a las viviendas y urbanizaciones de la zona, además del propio campo de golf. Además, inciden en el incremento de ruidos que habrá en la zona y en el crecimiento de tráfico pesado por la carretera de Portomarín. «Daremos a batalla porque os veciños non quere vivir ao lado dunha planta que xere tantos olores», señaló Manolo.

Desde el BNG, Arroxo les indicó que su formación llevará al Parlamento de Galicia sus quejas y reivindicaciones, a través de una serie de preguntas al gobierno gallego.

El proyecto

La empresa que quiere construir la planta de biometano ha alquilado a la Asociación de Montes Veciñais de Coeses una parcela de ocho hectáreas por un plazo de 30 años, con un precio que podría rondar los 45.000 euros por año. El proyecto consiste en poner en valor residuos orgánicos que proceden de granjas e industrias agroalimentarias para producir biometano y luego inyectarlo en la red gasística. Tienen previsto además instalar un parque de entre 800 y 900 placas solares, con el fin de autoabastecerse para la planta. Prevén abrirla en el 2025 y que genere 12 empleos directos y 30 indirectos.