Identificado un hombre que se llevó unas nueces de un comercio de Lugo «porque tiña fame»

La Voz LUGO

LUGO CIUDAD

Dos agentes de la Policía Local de Lugo en la Praza Maior
Dos agentes de la Policía Local de Lugo en la Praza Maior OSCAR CELA

La encargada del local recriminó los hechos al cliente y este le escupió

09 abr 2024 . Actualizado a las 10:56 h.

La Policía Local identificó a un hombre por llevarse unas nueces de un comercio de Lugo y escupir a la encargada. Los hechos sucedieron en la tarde del lunes. Fue entonces cuando una patrulla de la Unidade Territorial de Policía de Barrio de la Policía Local de Lugo acudió a un establecimiento del centro histórico, ya que, al parecer, había un altercado con un cliente.

Los agentes fueron recibidos por la encargada do local, quien manifestó que un hombre le había sustraído varias nueces, y al recriminarlo, le escupió. Por ello, identificaron a esta persona, quien explicó a los policías que había cogido las nueces «porque tiña fame». La patrulla confeccionó el correspondiente parte de intervención, a la espera de la presentación de la oportuna denuncia.

Conductas incívicas

Por otro lado, continuando con el dispositivo iniciado hace unas semanas, en la madrugada del día 9, una patrulla camuflada del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local de Lugo sorprendió a un empleado de un local de hostelería de la Avenida da Coruña lanzando dos bolsas de basura en la calle, al lado del contenedor de recogida de residuos orgánicos, que se encontraba totalmente vacío. Por ello, se propuso para sanción de hasta 900 euros por infracción a la Lei de Residuos de Galicia.

Auxilio a ciudadanos

Además, en la madrugada del día 9, una patrulla del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local de Lugo se desplazó a un edificio de Estrada da Granxa, ya que una persona se había caído en el interior de su vivienda y era incapaz de levantarse.

Los agentes procedieron a auxiliar a esta persona, de avanzada edad, que se había caído de la cama, incorporándolo y acostándolo de nuevo. No necesitó asistencia médica y quedó a cargo de un familiar.