Un incendio en una nave del polígono de O Ceao, en Lugo, deja dos trabajadores heridos

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Óscar Cela

Los equipos de extinción dan ya por controlado el fuego que devoró el edificio de la empresa Sidegal. Uno de los afectados está grave por las quemaduras e inhalación de humo. Se cree que el origen del fuego estuvo en el cuarto de residuos

26 mar 2024 . Actualizado a las 20:00 h.

Un importante fuego devoró esta mañana la nave de Sidegal, una empresa de desguaces del polígono de O Ceao, en Lugo. La edificación, ubicada en la rúa do Vidro, comenzó a arder a las 09.45 horas de este martes tras una supuesta explosión que se está todavía investigando. Los equipos de extinción de Lugo, además de los de Vilalba y de Sarria, trabajaron durante horas en el lugar para atajar las llamas y evitar que se extendiesen a otras naves.

Las colindantes fueron también desalojadas, y el fuego afectó a la fachada construcción de Frigoríficos Alfonso Lugo S. L. Según fuentes del operativo, no existe ya peligro de que las llamas dañen a otras construcciones.

Pasadas las doce de la mañana, los equipos de extinción dieron el fuego por controlado y el nivel de urgencia de su labor bajó tras varias horas. Ahora, su función se centra en humedecer la estructura y asegurar los cimientos de una nave que tiene una superficie de unos mil metros cuadrados. Según el Concello de Lugo, no existe riesgo evidente de desplome. Más de 20 bomberos participaron en el operativo.

El Ayuntamiento explica también que los mayores daños se concentraron en las oficinas de la empresa (en la planta superior), en el elevador de vehículos y en un turismo estacionado en el interior. Catorce empleados trabajan en Sidegal actualmente.

El gerente de Sidegal se encontraba este martes de viaje en Madrid. Al conocer la noticia, decidió trasladarse inmediatamente a Lugo para conocer de primera mano el estado de la nave.

El cuarto de residuos, posible origen del fuego

Hay dos personas heridas y se tratarían, según las primeras pesquisas, de dos trabajadores de la empresa, lesionados de distinta consideración. Una de ellas tiene 41 años (sus iniciales son D.P.T) y reviste gravedad por quemaduras e inhalación de humo, aunque parece que su vida no corre peligro. Fue trasladado en una ambulancia de servicio urgente del 061 al hospital. El otro empleado resultó herido leve, pero fue hospitalizado igualmente por precaución.

El Concello indica que los primeros indicios señalan a una parte concreta de la empresa como origen del fuego. «A falta de que se confirme na posterior investigación, a orixe do lume parece que estivo no cuarto de residuos», indican. La Policía Científica continúa investigando para arrojar más luz sobre la causa de las llamas.

«O traballo dos bombeiros do parque de Lugo foi exemplar. A celeridade coa que articularon o dispositivo, en colaboración coa Policía Local e Nacional, permitiulles actuar con eficacia dispoñendo de medios materiais e hidrícos suficientes, para evitar que as lapas alcanzasen as naves lindeiras», explicó la alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, que acudió al lugar del incendio para comprobar su gravedad y mostrar su apoyo. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Paula Alvarellos Fondo (@paulaalvarellosfondo)

«Hasta que no tengamos controlados un par de focos que nos quedan, que son persistentes, no lo vamos a dar por extinguido. Vamos a dejar un retén hasta lograr la extinción total del incendio», informó al respecto, tras casi cuatro horas de intenso operativo para tratar de sofocar las llamas, el jefe del cuerpo de bomberos de Lugo, Miguel López.

Tras activarse el nivel 1 del Plan Territorial de Emerxencias de Galicia (Platerga) para poder desplegar sobre el terreno todos los recursos necesarios para sofocar el incendio, dotaciones de refuerzo de bomberos de las localidades de Sarria y de Vilalba se personaron también en el polígono.

«Cuando llegamos, nos encontramos un incendio que había roto la fachada en el interior de las oficinas. Ya habían desalojado a todo el personal de la nave y una de las personas que recibió quemaduras había sido trasladada a la Unidad de Quemados del Hospital de A Coruña», relató el sargento jefe del servicio de los bomberos lucenses.

El operativo de emergencia, integrado por más de 20 bomberos, tres patrullas de la Policía Local, agentes de la Policía Nacional y Protección Civil y miembros del Grupo de Apoio Loxístico (GALI) de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega), desplazados al lugar del siniestro con un camión cisterna para colaborar en las labores de extinción, trabajaron durante horas para sofocar las llamas.

Trabajadores del desguace y allegados de las personas heridas en el incendio permanecieron junto a la zona acordonada por las fuerzas de seguridad hasta bien rebasado el mediodía. «Sonó un 'boom' y ya nos desalojaron a todos. Fue muy rápido», aseguraron testigos acerca de lo sucedido.

El fuego se inició en la planta baja de la nave. Javier, trabajador de la empresa Frigoríficos Alfonso, contigua al local siniestrado, presenció toda la escena. «Estaba en el local y una chica me pegó un grito para decirme que estaba ardiendo la nave de al lado y a partir de ahí salimos del local para sacar de allí lo que pudimos», explicó, en declaraciones a Europa Press.

«Sacamos los coches y el material más inflamable que teníamos. Acetileno, oxígeno y esas cosas», añadió, para acto seguido revelar que es la segunda vez en apenas tres años que las llamas cercan su negocio en el polígono de O Ceao: «Hace tres años ya tuvimos la desgracia de vivir otro incendio y esta vez pues veremos a ver. Ahora solo queda esperar y que nadie más se vea afectado».

«Estábamos trabajando cuando vimos salir humo de la nave, había dos personas que habían sufrido quemaduras en las manos y en la cara y el resto ya había salido. Lo que nosotros hicimos fue echar una mano a la nave de al lado, para que no se propagase el fuego», corroboró, en la misma línea, el trabajador de otro negocio colindante.

Hipótesis policial

Aunque se desconocen todavía con certeza las causas que provocaron el incendio, todo apunta a que las llamas se originaron «en una zona de residuos» del local. «Se trata de una hipótesis, ya que en esa zona es donde había mayor cantidad de fuego, pero pudo ser ahí o pudo ser provocado por un cortocircuito», valoró, a propósito del fenómeno causante del incendio, el portavoz de la Policía Nacional de Lugo, Manuel Arias: «Cuando se enfríe la zona podremos deducir si es cierto que se pudo producir ese primer conato de incendio en la zona de residuos», aclaró.

«En la nave había materiales de todo tipo, es una empresa que se dedica al desguace, pero no sabemos dónde se pudo iniciar exactamente el incendio. Nuestra prioridad fue desde el primer momento que no se propagase el fuego a las naves aledañas ni se adentrase más en el local», precisó, por su parte, Miguel López, jefe del cuerpo de bomberos de la ciudad.

Hasta la zona se desplazaron a lo largo de toda la mañana representantes de las diferentes fuerzas políticas de la ciudad para supervisar las labores de extinción del incendio, como el teniente de alcaldesa, Rubén Arroxo, el diputado provincial del PP, Javier Arias, o la regidora de Lugo, Paula Alvarellos. También estuvo presente en el lugar del suceso la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, que explicó que hasta que esté completamente extinguido el incendio, no se podrán iniciar las investigaciones para esclarecer las causas de lo sucedido, y deseó una «pronta recuperación» a los dos trabajadores heridos.

¿Falta de presión en el agua?

Algunos de los lucenses que se desplazaron a primera hora de la mañana hasta el polígono de O Ceao se preguntaban si no existiría cierta «falta de presión del agua» del suministro, un problema al que se podrían tener que enfrentar los bomberos una vez más. En el año 2021, otro incendio calcinó cuatro naves y puso en riesgo el polígono entero. Un informe desveló que la presión del agua no era suficiente, ya que no conseguían rellenar los depósitos a una velocidad adecuada y ante la voracidad del incendio. El texto especifica que, en la zona que se vio afectada por el incendio del 2021, la presión a la que sale el agua oscilaba entre los 0,6 y los 0,9 kilogramos por centímetro cuadrado, cuando lo recomendado es de, al menos, 5 kg/cm2.

Dentro de la nave de Sidegal hay material inflamable como neumáticos, aceites, caucho, piezas de vehículos y demás afectos, lo que ha agravado el incendio.

Francisco Dorado, gerente de la empresa Fraín, recordaba esta mañana el incendio del 2021, que afectó severamente a su negocio. Dorado pidió «calma» para valorar el fuego de este martes en Sidegal, pero pidió «un análisis profundo» de lo ocurrido «para que no se vuelva a repetir». «Dos incendios graves en tres años son bastantes para un polígono como este», lamentaba. 

La Policía Local utilizó esta mañana un dron equipado con una cámara especial para tomar imágenes aéreas del incendio y colaborar con el trabajo de los bomberos.

Un particular alertó al 112 a las 09.45 horas afirmando haber escuchado una especie de estallido o explosión en la nave de Sidegal. La calle quedó cortada y los equipos de extinción desalojaron a todos los trabajadores de la nave hasta que pudiesen controlar el fuego. Bomberos de los parques de Lugo, Sarria y Vilalba, además de la Policía Local, Nacional y el 061, colaboraron para extinguir el fuego y atender a los heridos.