La Xunta propone una reunión sobre la playa fluvial de Lugo, pero advierte de que no podrán ser piscinas flotantes

la voz LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Recreación de la plataforma de baño
Recreación de la plataforma de baño Cedidas

Envía una carta al Concello en la que le señala que la zona de baño público «es prioritaria» y pide una reunión en la que esté la Confederación Hidrográfica

28 feb 2024 . Actualizado a las 14:16 h.

En el último pleno municipal, el gobierno local de Lugo ciudad pidió en una enmienda a una moción del PP que la Xunta dijese en qué lugar se podía instalar una zona pública de baño en el Miño, y que incluso el Concello estaría dispuesto a financiar el estudio, pero siempre con el objetivo de que el gobierno gallego dijese cuál es la zona más apta. La Xunta le ha contestado por carta esta semana y propone una reunión técnica a tres partes (incluye a la Confederación), pero ya advierte la Xunta que descarta la opción municipal de usar plataformas similares a piscinas flotantes, en base al informe de la Unesco donde se oponía a este sistema.

La carta de la Xunta llega al gobierno local justo el día antes de que se celebre el pleno ordinario de febrero (jueves 29), ya que el PSOE lleva una moción en la que insta al gobierno gallego a que haga un estudio para ver dónde se puede ubicar con garantías ambientales y jurídicas la zona de baño pública.

La Xunta, en la carta enviada al Concello, señala «que non pode obviar a total oposición manifestada polo Consello Científico do Comité Español do Programa MaB, no seu informe puntual de data 26 de xullo de 2023, informe no que se ditamina a incompatibilidade da instalación destas piscinas flotantes cos obxectivos de conservación desta zona núcleo da Reserva da Biosfera Terras do Miño».

Recuerda el gobierno gallego que el citado informe «advirte que de apostar por un uso irracional e insostible dos recursos naturais estaríase poñendo en risco a designación feita pola UNESCO respecto da Reserva de Biosfera Terras do Miño».

Por este motivo, la Xunta le indica al Concello que seguir con la idea inicial de hacer piscinas flotantes «lonxe de garantir que se puidese executar a súa instalación constituiría, de feito, un esforzo técnico e financeiro inútil con independencia de cal fose a administración que o soportase».

Reunión técnica

El gobierno gallego le comunica al Concello que la dotación de una zona pública de baño en el entorno del río Miño es un asunto de interés prioritario. Por este motivo, emplazan a que se haga una mesa de trabajo «na que participen persoal ao servizo da Xunta Galicia, persoal do Concello de Lugo, e representantes da Confederación Hidrográfica do Miño-Sil, co obxectivo de encontrar unha alternativa viable que permita habilitar unha zona de baño na contorna do Río Miño que todos os lucenses poidan desfrutar».