Condenados a penas de prisión los dueños de una empresa de cocinas de Lugo por alzamiento de bienes

La Voz LUGO

LUGO CIUDAD

Exterior de la Audiencia Provincial de Lugo
Exterior de la Audiencia Provincial de Lugo ALBERTO LÓPEZ

La sentencia da por probado que ocultaron ingresos de la compañía para entrar en concurso y evitar pagar sus deudas

25 ene 2024 . Actualizado a las 18:24 h.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo anunció este jueves que condena a penas de entre un año y medio y dos años de prisión a cuatro miembros de una empresa de cocinas, una de ellas como autora de un delito de alzamiento de bienes, y las otras tres como cooperadoras necesarias.

La Sala considera probado que, conocedoras de la delicada situación económica que atravesaba empresa Ica Magna Cociña Galega, llevaron a cabo una serie de actuaciones tendentes a disminuir el patrimonio de la compañía, en claro perjuicio de sus acreedores y, en concreto, de una comunidad hereditaria, a la que deberán indemnizar con 20.394 euros.

Los hechos se remontan al año 2013, cuando, según la sentencia, «quince días antes de que fuera declarada la sociedad en concurso, desde Ica Magna se procedió a vender la mayor parte de su inmovilizado y existencias [...] El importe de las ventas ascendió a a 137.367,01 euros, sin embargo no se produjo ingreso alguno en el activo de la sociedad».

Entró en concurso tras ocultar ingresos

El 16 de julio de 2013 el Juzgado de lo Mercantil de Lugo declaró el concurso voluntario de la sociedad y ordenó la paralización del desahucio que había iniciado el arrendador del negocio donde tenían su actividad, considerando rehabilitado el contrato a pesar de que la empresa no hacía frente a los pagos.

En conclusión, el fallo explica que el importe de las ventas se destinó fundamentalmente a cancelar deudas con unas entidades concretas relacionadas con la mercantil, causando así un perjuicio para el resto de acreedores de la sociedad. «Prueba de todo ello se desprende igualmente del reconocimiento de los hechos por el acusado y de las declaraciones de testigos y perito», apostillan.

Esta caso cuenta con la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas, según recoge el fallo de la Audiencia Provincial.