Seis años de cárcel y expulsión del país para un hombre que violó a su pareja en Lugo

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El acusado aceptó una pena de seis años de prisión
El acusado aceptó una pena de seis años de prisión Óscar Cela

El varón, de 30 años y de nacionalidad venezolana, se benefició de una rebaja de pena tras un acuerdo. Será expulsado de España cuando cumpla la mitad del castigo de prisión

16 ene 2024 . Actualizado a las 11:23 h.

Un hombre de nacionalidad venezolana y de 30 años de edad aceptó este martes una pena de seis años de prisión por agredir sexualmente a su pareja el pasado mes de mayo. La Fiscalía acordó rebajarle el castigo que pedía inicialmente, de nueve años de cárcel, a cambio de que reconociese la autoría de los hechos. Además, será expulsado del territorio nacional cuando cumpla la mitad de la pena, tres años, momento en el que tendrá que abandonar España.

El juicio se celebró este martes en la Sala Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial de Lugo. El tribunal aceptó condenar a seis años de prisión al hombre tras el acuerdo alcanzado con la Fiscalía, que rebajó en tres años su pena de cárcel.

Además, C. M. A. R., el condenado, no podrá comunicarse con la víctima a través de ningún medio por un tiempo de 15 años.

Agresión sexual en el domicilio de la víctima

Según el escrito de acusación, los hechos se produjeron el 28 de mayo del 2022, cuando el acusado acudió por la noche al domicilio de su pareja, con la que había comenzado una relación sentimental, sin convivencia entre ambos, en el mes de febrero.

Aunque se presentó en el domicilio de la víctima en un «estado de embriaguez» que «afectaba a sus facultades», el Ministerio Fiscal afirma en su escrito de acusación que «no llegaba a anularlas».

En el domicilio, «inició una discusión con ella motivada por los celos». Después, «le pidió mantener relaciones sexuales», pero como ella «se negó», la tiró en la cama y la forzó, sostiene el fiscal.

El acusado llegó a España con visado turista en diciembre de 2021 y se encuentra en situación irregular, sin ningún tipo de arraigo familiar o laboral en nuestro país. El 30 de mayo de 2022 se acordó su ingreso en prisión provisional, situación que se mantiene en la actualidad.

La víctima sufrió diversas lesiones físicas, aunque después de los hechos abandonó España y «se desconoce si precisó asistencia psicológica» a causa de la agresión sexual.