El museo de la romanización y la nueva protectora, sin los millones europeos

L.G.C. LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El Concello quiere trasladar la protectora al antiguo matadero muncipal
El Concello quiere trasladar la protectora al antiguo matadero muncipal ALBERTO LÓPEZ

El Concello de Lugo aspiraba a más de 13 millones de euros para rehabilitar San Fernando y el viejo matadero, pero los dos inmuebles se han quedado fuera de los fondos Next Generation

28 jul 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Lugo tendrá que seguir buscando fuentes de financiación para dos de las rehabilitaciones más potentes que tiene en mente: la del viejo matadero, que quiere convertir en sede de la protectora, y la del cuartel de San Fernando, donde quiere impulsar el museo de la romanización. 

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha publicado la lista definitiva de 180 proyectos de toda España que recibirán dinero para rehabilitación de edificios de titularidad pública, y ninguno de los dos presentados a la convocatoria por el Concello de Lugo está entre los elegidos. La resolución provisional ya se hizo pública el pasado 3 de abril, y ha sido ahora cuando se ha sustanciado definitivamente. 

El proyecto para convertir el viejo matadero en protectora de animales, una intervención estimada en 1,5 millones, se ha quedado fuera de los beneficiarios definitivos por una cuestión de baremación. La iniciativa lucense se quedó en el puesto 306 del listado de expedientes aprobados, pero que se quedan sin premio, dado que otros proyectos recibieron más puntos en la carrera por hacerse con parte del pastel.

El cuartel de San Fernando continúa a la espera de financiación
El cuartel de San Fernando continúa a la espera de financiación ALBERTO LÓPEZ

El cuartel de San Fernando, cuya rehabilitación concurría dividida en dos fases, no llegó a entrar en la fase de valoración, puesto que se quedó fuera por incumplimiento de los requisitos básicos o por desistimiento. El Concello había solicitado al Mitma 12 millones de euros para afrontar la rehabilitación de un inmueble que lleva más de una década aguardando una segunda vida. La propia alcaldesa, Lara Méndez, se había reunido en su día con altos cargos del ministerio para explicarles el proyecto y logró el compromiso del Gobierno central para sufragar el Plan Director y el Proyecto de Musealización. Tendrá, sin embargo, que seguir buscando el grueso de la financiación de la intervención.

El gobierno lucense sí consiguió fondos europeos para otras iniciativas, como pueden ser las peatonalizaciones del centro o la rehabilitación de la Fábrica da Luz para destinarse a centro de enogastronomía.

El Concello seguirá adelante con los proyectos

Cuando el Concello de Lugo presentó el proyecto para reconvertir el viejo matadero en un hogar para los perros y gatos abandonados de la ciudad, explicó que contemplaba dos opciones. Por un lado diseñó un plan muy ambicioso por si conseguía fondos europeos, y por otro contempló una alternativa más humilde que se podría iniciar sin necesidad de la inyección económica de los Next Generation. 

A pesar de caerse la financiación europea, el Concello tiene claro que seguirá adelante con la rehabilitación del viejo matadero, y ya tiene el apoyo de la Diputación de Lugo. Lo que parece descartado por el momento es que pueda aspirar al proyecto de mayor envergadura. 

En cuanto al cuartel de San Fernando, ya son muchas las puertas a las que Lara Méndez ha llamado en su búsqueda imparable por reunir fondos con los que recuperar el inmueble. La regidora tiene claro que el destino del edificio es acoger el futuro museo de la romanización «non só de Lugo, senón de toda Galicia» y no descansará hasta conseguirlo. Además de solicitar ayuda estatal, Méndez demandó en reiteradas ocasiones el apoyo de la Xunta para acometer las obras, que irán más allá de los 12 millones de euros. 

Recuerda el gobierno local que el Concello ya se ha gastado 3 millones de euros en adquirir el edificio para poner a disposición de la Xunta y que esta lo rehabilitase, recordando que las competencias en conservación del patrimonio son autonómicas. De aquí que el insistan en que pelearán para que la Xunta asuma su responsabilidad y para buscar financiación para recuperar el inmueble.