Un lucense reconoce haber mantenido relaciones sexuales con su hijastra de 12 años

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El acusado reconoció haber mantenido relaciones sexuales con su hijastra cuando tenía 12 años.
El acusado reconoció haber mantenido relaciones sexuales con su hijastra cuando tenía 12 años. A. SISO

La Fiscalía y la acusación particular piden hasta 12 años de prisión para el acusado. La víctima relató en el juicio que el hombre la emborrachó hasta que perdió el sentido

16 mar 2023 . Actualizado a las 13:34 h.

Un vecino de la ciudad de Lugo reconoció este jueves, durante el juicio que se celebró contra él en la Audiencia Provincial, que había mantenido relaciones sexuales en diversas ocasiones con su hijastra, menor de edad por aquel entonces, mientras la madre de la adolescente se encontraba de viaje.

En ningún momento trató de defenderse ni de ocultar lo ocurrido, sino todo lo contrario. El hombre acusado de haber agredido sexualmente a la menor entre los años 2013 y 2015 admitió su culpabilidad ante el tribunal de la Audiencia de Lugo. La Fiscalía pide 11 años de prisión para él, mientras que la acusación particular eleva la solicitud hasta los 12, los mismos años que tenía la menor cuando empezar los supuestos abusos.

En su escrito de acusación, la fiscal explica que el acusado «doblegó a la víctima» para forzarla a mantener relaciones con él. Todo empezó en el año 2013, cuando la madre de la adolescente y pareja del acusado se marchó de viaje a su país de origen durante unos meses. Entonces, como relató la fiscal y refrendó la víctima en su declaración posterior, comenzaron los abusos. Primero, fueron tocamientos, y luego se pasó a la penetración completa.

«Me emborrachó hasta el punto de que vomité y perdí el sentido. Fue la primera vez que me tocó»

No fue hasta el año 2015 cuando la madre descubrió lo sucedido. Ella «ya tenía sospechas», según confirmó la víctima en el juicio este jueves, «pero aquel día se escondió en una habitación y lo pilló tratando de iniciar una relación sexual conmigo», añadió la joven, ahora mayor de edad.

Ella no denunció los hechos hasta el año 2021, pero los presuntos abusos venían de muy atrás. «La primera vez, trajo una película a casa y nos pusimos a verla juntos. También compró unas botellas de alcohol y me invitó a beber. Me emborrachó hasta el punto de que vomité y perdí el sentido. No recuerdo nada de lo que pasó aquella noche, pero sí que me desperté con una sensación incómoda en mis partes íntimas. Fue la primera vez que me tocó», relató la joven.

Durante los dos años siguientes, los abusos persistieron. «Él me decía que tenía que aprender a hacer aquellas cosas», aseguró este jueves la víctima. Cuando la madre descubrió lo ocurrido, echó de casa a la que era su pareja y la convivencia terminó. 

Admitió los hechos

Él, en el juicio, se limitó a contestar a las preguntas de su abogado. Su intervención fue breve, ya que admitió los hechos desde el principio, con la intención de obtener una rebaja de pena por el atenuante de confesión, algo que ha hecho desde la primera vez que fue interrogado por las autoridades, en el 2021. 

La Fiscalía pide, además de los 11 años de prisión (12 por parte de la acusación particular), varias medidas accesorias. Entre ellas, una orden de alejamiento y prohibición de comunicación durante 15 años, la libertad vigilada durante 8 años, y la prohibición de trabajar con menores o tener alguno bajo su tutela durante el mismo período de tiempo.