Los buses urbanos híbridos de Lugo solo están funcionando con gasoil, denuncia Ciudadanos

Lorena García Calvo
Lorena García Calvo LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

En Lugo hay cinco autobuses urbanos que llevan la etiqueta de híbridos
En Lugo hay cinco autobuses urbanos que llevan la etiqueta de híbridos REBECA

Los cinco vehículos llevan un depósito de 15 litros de gas licuado pero no se llenan

24 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En la ciudad de Lugo el transporte urbano está cubierto por 22 autobuses de los que cinco se presentaron en su día como modelos híbridos que harían más respetuoso con el medio ambiente el servicio. Sin embargo, según denuncia el grupo municipal de Ciudadanos, ninguno de ellos está operando como tal, sino que funcionan a tiempo completo echando mano del depósito de gasóil. 

Según la formacion naranja, los autobuses promocionados como híbridos llevan un depósito de 15 litros de GLP, gas licuado del petróleo, que otorgaría a cada autocar menos de una hora de autonomía. Sin embargo, la empresa concesionaria del servicio no llenaría esos depósitos y funcionaría en todo momento con gasóil. 

Al parecer, la compañía reposta sus autobuses en sus propias instalaciones y en ella carecen de surtidor de GLP, y las únicas ocasiones en las que se han llenado estos depósitos de gas sería para pasar la ITV, de acuerdo con la información que maneja Ciudadanos Lugo. 

Para la formación naranja, esta situación tiene una doble lectura a nivel político. «O bien es que la administración no cumple con su tarea de vigilancia, o se trata de una medida cosmética», señala el concejal Juan Vidal-Pardo. La formación reclama que se corrija esa situación, «creemos en el modelo híbrido y en la movilidad sostenible, por lo que consideramos que habría que exigir a la concesionaria que cumpliese en esa línea».

Lo que dice la concesionaria

La empresa lucense Monbús, que es la concesionaria del servicio, al ser preguntada sobre la cuestión, explicó que ha estado «realizado las actuaciones necesarias para contar con todo el sistema de repostaje de GLP en nuestras instalaciones y estamos a punto de completar el proceso de autorización». Esto da a entender que en cuanto dispongan del sistema propio de repostaje, comenzarían a echar mano de ese depósito de gas. 

Camiones de reparto en el casco histórico lucense

Lugo no prevé restringir a corto plazo el acceso al casco histórico a los coches más viejos

Lorena García Calvo

El Concello de Lugo ha definido el interior de la Muralla como la zona de bajas emisiones de la ciudad. Así cumplirá una normativa de la Unión Europea que establece que las ciudades de más de 50.000 habitantes han de delimitar al menos una zona en la que regirán criterios de reducción de contaminación, de cara a conseguir límites aceptables de calidad del aire. 

Hay concellos, como Santiago, que ya han anunciado que en su zona de bajas emisiones prohibirá el acceso a los vehículos con más años, puesto que son los que más contaminan, pero el gobierno de Lara Méndez ha declinado, por ahora, poner en marcha esta medida en cuanto sea declarada oficialmente su zona de bajas emisiones, para evitar gravar más a las familias. Explican fuentes municipales que en este momento en el que la economía familiar está debilitada por la pandemia y en proceso de recuperación, no sería adecuado cargarlas con la compra de vehículos que contaminen menos. En todo caso, el Concello apuestan por impulsar propuestas tendentes a reducir el uso del transporte privado, y en esta línea va la futura peatonalización de lo que queda pendiente del casco histórico, una medida que el gobierno local también quiere llevar a cabo de mano de los fondos europeos. Más adelante, en función de lo que marque la normativa europea, analizarán los pasos a dar.

Seguir leyendo