Las emprendedoras lucenses que han creado un programa que facilita la vida a los abogados, las gestorías y los clientes

Lorena García Calvo
Lorena García Calvo LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

María y Leticia Seara lanzaron su proyecto en el 2019
María y Leticia Seara lanzaron su proyecto en el 2019 REBECA FERNANDEZ

LexDigo, la empresa de las hermanas María y Leticia Seara, recibirá 300.000 euros del fondo de capital Lugo Transforma, lo que le permitirá pasar de cuatro a cuarenta trabajadores

11 abr 2023 . Actualizado a las 11:18 h.

María y Leticia Seara son dos hermanas lucenses, abogadas de formación, que tras detectar las dificultades organizativas que afectan a bufetes y asesorías, decidieron ponerles remedio. En el 2018 empezaron a darle vueltas a un proyecto en el que se mezclan el derecho y la tecnología, y esas ideas han dado su fruto en LexDigo. Su empresa ofrece un programa informático que permite a los despachos digitalizarse, organizarse y gestionarse de una forma más eficiente, además de ofrecer al cliente la posibilidad de acceder a su expediente simplemente entrando en la nube. 

Este proyecto, hecho realidad en el 2019 y que hoy cuenta con dos empleados (a mayores de las fundadoras), recibirá una inyección económica de 300.000 euros del fondo de capital riesgo municipal Lugo Transforma que permitirá a la empresa dar un enorme salto. La perspectiva es pasar de cuatro a 40 empleados, incorporando perfiles expertos en ventas y márketing digital para ampliar la cartera de clientes. «Queremos chegar a máis mercados», explican las hermanas. Todo, sin irse de Lugo. La «startup» llevaba tiempo buscando financiación para desarrollarse y crecer, pero hasta la fecha todo eran pegas por estar en la ciudad amurallada. Gracias al programa municipal, ahora podrán quedarse en casa. 

Así funciona 

¿Qué ofrece exactamente LexDigo? Pues un software informático que permite digitalizar todo el bufete o la asesoría, comenzando por los expedientes y acabando por la facturación. Además, permite mejorar la comunicación interna y con los clientes, ya que también facilita automatizar el portal del usuario. «Por exemplo, nunha asesoría, pides un documento e se está todo dixitalizado, o cliente pode acceder a todo dun xeito máis sinxelo e automático», describe Leticia. La abogada cuenta la anécdota de un bufete que creía que el gran volumen de casos que manejaba eran de derecho mercantil y cuando comenzó a usar el software de LexDigo se dio cuenta de la cantidad ingente de casos sociales que trataba. «O que favorecemos é que a empresa vexa a foto fixa do seu negocio, o que axuda a visualizar e analizar mellor a propia compañía. E tamén ampliamos a súa proposta de valor porque facilitámoslle a súa comunicación e xestión cos clientes. É un plus de eficacia e eficiencia», abunda Leticia Seara. 

El producto que ofrecen las hermanas Seara es único en el mercado puesto que es una propuesta integral que se maneja a través de la nube y que se contrata por suscripciones ya sean mensuales o anuales. Hay grandes despachos internacionales que han puesto en marcha en sus negocios gestores de expedientes, pero que son muy caros de implementar y que no se comercializan. 

En el tiempo que llevan operando, LexDigo ha hecho una cartera de clientes que roza las 200 firmas. La mayoría son de toda España, aunque ya han puesto una pica en el extranjero. Concretamente, cuentan con cuatro despachos de México que han recurrido a sus servicios. El país centroamericano, explican, es la principal puerta de entrada para el mercado sudamericano y también el estadounidense. 

Las hermanas Sueiro junto con la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y responsables de Torsa Capital
Las hermanas Sueiro junto con la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y responsables de Torsa Capital L.G.C.

El primer proyecto del Lugo Transforma

LexDigo es la primera empresa que participará el fondo de capital riesgo Lugo Transforma, al que el Concello destinó 12 millones de euros. Concretamente, el fondo de inversión entrará como accionista, ampliándose por lo tanto el capital. De entrada, la estimación es que pueda estar hasta cinco años antes de desinvertir y recuperar el dinero, pero si la empresa marcha bien, las socias pueden recomprar las acciones antes de tiempo. Esto podría pasar, por ejemplo, si alguna multinacional se interesa por el proyecto, algo que no parece descartable. 

En el caso de la firma de las hermanas Seara, «hemos ido al máximo nivel de apoyo», describió Jesús Torres, CEO de Torsa Capital, la empresa encargada de gestionar el fondo. «Estamos convencidos de que será una marca que cobrará muchísima importancia. Ofrece una solución de valor muy relevante para el mundo jurídico y tiene un todo el potencial para generar riqueza y empleo». 

En estos momentos, hay otros 29 proyectos en estudio y dos de ellos están muy avanzados. La previsión de Torsa es que al menos uno de ellos esté formalizado antes de que finalice el año. Hay que recordar que el fondo de capital riesgo dispone de cinco años para invertir los más de 12 millones de euros que maneja en empresas que permitan reindustrializar Lugo y atraer inversión empresarial, de la mano de la creación de empleo estable. Hasta la fecha, la gestora ya ha descartado algunos proyectos que no encajaban con los sectores que abarca el Transforma o en las que, en este momento, la ayuda podía ser una losa, pero las previsiones es que, cuando finalice el fondo, se haya trabajado con medio centenar de empresas y se hayan impulsado un millar de puestos de trabajo. 

Retener talento local

Cuando la alcaldesa, Lara Méndez, impulsó el fondo de capital riesgo municipal tras la pandemia, este se convirtió en una iniciativa pionera que buscaba reindustrializar Lugo bajo un paradigma menos dependiente, por ejemplo, de la hostelería. La idea era potenciar la ciudad, atraer proyectos y que los generados en Lugo tuviesen más oportunidades, reteniendo el talento. El ejemplo de LexDigo encaja en esto a la perfección. Las hermanas, en su búsqueda de financiación, llamaron a las puertas de otros fondos de capital privado. En uno de ellos, cuenta Leticia, lo que les dijeron fue que «por estar ubicadas en Lugo, partíamos con 5 puntos menos cós demais. Entendemos que é porque o polo tecnolóxico se concentra en Madrid, Barcelona ou Valencia. Impoñíannos movernos, pero agora non imos ter que facelo», celebran. «É unha empresa que é exemplo de talento lucense, talento feminino ademais», describió Méndez. 

A ojos de Torres, ese argumento puede ser en realidad una estrategia negociadora de las compañías para ganar más rentabilidad, pero más allá del caso concreto, lo cierto es que la inversión del Transforma va vinculada a establecerse en la ciudad. Varias firmas de otras comunidades ya se han interesado y Torres augura que vendrán empresas de fuera a instalarse en la ciudad.