Interceptado en Lugo un conductor borracho que circuló por la A-6 casi 30 kilómetros en sentido contrario

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Imagen de archivo de un control de velocidad de la Guardia Civil
Imagen de archivo de un control de velocidad de la Guardia Civil Santi M. Amil

La Guardia Civil le dio el alto pasadas las dos de la madrugada. Se desconoce en qué punto se metió en el carril contrario, pero fue detenido en la entrada del polígono industrial de O Ceao

23 sep 2022 . Actualizado a las 19:34 h.

Un error, una confusión producida por el alcohol, una mala idea... Todavía no se sabe con exactitud la causa, pero lo único cierto es que la Guardia Civil de Lugo interceptó en la madrugada del jueves al viernes a un conductor que, durante aproximadamente 26 kilómetros, circuló en sentido contrario por la autovía del Noroeste

Aún no está claro dónde se pudo producir la incorporación irregular, pero una patrulla de la Benemérita dio el alto a un hombre pasadas las 02.00 horas, a la altura de la salida de la A-6 hacia el polígono de O Ceao, cuando venía en sentido contrario a la circulación habitual. 

Los agentes no daban crédito a lo sucedido cuando comprobaron que el conductor había estado pilotando unos 26 kilómetros por el sentido equivocado. En algún punto entre Guitiriz y Begonte, circulando hacia Lugo, el hombre se introdujo en la autovía, pero por los carriles de dirección A Coruña. Circulando por la carril del lado izquierdo durante alrededor de 20 minutos, llegó a la salida 500 de la A-6, donde unos agentes ya lo estaban esperando.

Investigado por dos delitos

Una vez le dieron el alto y comprobaron sus datos, le hicieron un test de alcoholemia. Tras someterse a un control de alcoholemia, el conductor multiplicaba cuatro veces el límite máximo permitido por la ley. Sin embargo, no se pudo repetir la prueba ya que no era capaz de soplar correctamente, por lo que el resultado final no es completamente válido a nivel procedemental.

Se le investiga por dos delitos. Uno contra la seguridad vial, por no someterse correctamente al test de alcoholemia, y otro de conducción temeraria, por circular por el carril contrario de la autovía. 

De manera casi milagrosa, aunque ayudado por la escasa cantidad de coches que circulaban por la A-6 en ese horario, el investigado no tuvo ningún percance. No obstante, varios usuarios que se cruzaron con él se apresuraron a alertar a las autoridades. La voz de alarma llegó a la Guardia Civil del subsector de Tráfico de Lugo, que envió una patrulla de inmediato a la autovía para interceptar al conductor «kamikaze». 

Cafradas al volante en Galicia: matrículas pintadas, grabarse a 200 por hora o dar positivo en alcohol y drogas sin carné

redacción

A 240 kilómetros por hora, el doble de la permitida en la A-6 a su paso por Begonte, y grabando la aguja del velocímetro con el móvil para difundir el vídeo por redes sociales. Es la última de las graves infracciones que la Dirección General de Tráfico ha logrado detectar en las carreteras gallegas. A este conductor, un coruñés de 45 años, se le investiga ahora por un delito contra la seguridad vial y se enfrenta a una pena de prisión de tres a seis meses, una multa de seis a un año o trabajos en beneficio de la comunidad durante un máximo de noventa días, además de quedarse sin carné entre uno y cuatro años.

Seguir leyendo