El nuevo auditorio de Lugo necesita más de un millón de euros para poder abrir con garantías de seguridad

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Una de las enormes placas de vidrio del nuevo auditorio apareció rota
Una de las enormes placas de vidrio del nuevo auditorio apareció rota Carlos Castro

La alcaldesa presentó el informe con numerosas deficiencias estructurales del edificio y critica que la Xunta le entregase al Concello un inmueble sin garantías de obra

07 jun 2022 . Actualizado a las 20:12 h.

La apertura del nuevo auditorio de Lugo va a tener que retrasarse aún más tiempo debido a las deficiencias estructurales que tiene el edificio. La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, compareció este mediodía para explicar, junto a los arquitectos que redactaron el proyecto básico, que el Concello deberá asumir algo más de un millón de euros para poder abrir el edificio con garantías de seguridad para usuarios y trabajadores.

Lara Méndez habló de graves deficiencias y patologías detectadas en el inmueble debido, dijo, a la falta de mantenimiento en el edificio entre el fin de la obra, en abril del 2016, y la entrega que se hizo al Concello, en junio del 2020. En esos cuatro años, afirmó, el edificio sufrió deterioros, la mayoría debido a las humedades, que provocaron en algunos casos daños estructurales y que ahora necesitan reparación.

La alcaldesa se refirió a que antes de la recepción de la obra, los técnicos municipales solo pudieron entrar en dos ocasiones para hacer inspecciones muy básicas, relacionadas con sistemas de climatización y seguridad, pero que no es les permitió analizar más a fondo el inmueble. Por eso, en aquel momento, se hablaba de la necesidad de invertir unos 300.000 euros antes de abrir el auditorio.

«Cando o Concello recibiu esta obra, en xuño do 2020, a garantía xa caducada, o que nos parece unha burla os cidadáns de Lugo», dijo la alcaldesa en referencia a que ahora el Concello deberá asumir los gastos para abrir el espacio cultural. Dijo que el primer informe, de diciembre del 2020, ya hablaba de unas 200 deficiencias: «Non é normal ter que reparar danos nun edificio que é obra nova, pero hai deficiencias construtivas e problemas estructurais que nos obrigan a actuar», señaló la regidora.

Puso varios ejemplos. Las humedades del exterior pasan al muro del sótano o las cubiertas planas. En esta parte, el agua hace estanque en unos patios que cubre la zona de máquinas, «creando un efecto estanque que filtra a auga e que se distribúe polo edificio».

También expuso daños en el exterior del inmueble y en la urbanización, «onde imos ter que facer unha obra mauior e reconducir unha nova entrada, en vez da actual por Magoi facela pola Rúa Madanela, que agora é secundaria».

La regidora dijo que aprovechando que tienen que urbanizar de nuevo el entorno van a aprovechar, tras la pandemia, a promover espacios abiertos para que se puedan hacer actuaciones al aire libre.

Lara Méndez dijo que esperan licitar en el menor tiempo posible las obras. El proyecto ya está en el Concello y ahora diferentes departamentos lo analizarán antes de licitar las obras.

Postura desde el PP de Lugo

El Partido Popular acusa a Méndez de alarmista y de faltar a la verdad cuando habla de que el Auditorio nuevo de Magoi tiene numerosas deficiencias y que se necesita más de un millón de euros para su reparación.

El Grupo Popular desveló que hace unos días, a la vista de que cada día que pasaba aumentaba la cuantía de las reparaciones en el inmueble solicitó acceso al informe en el que se basaba. «Ayer mismo acababa el plazo para que lo entregasen y no hemos recibido nada, algo tendrá que ocultar», razonan los populares.

Este anuncio de Lara Méndez, señalan desde el PP, coincide con la fecha en la que se van a cumplir dos años desde que el Ayuntamiento de Lugo recibió el edificio «después de que técnicos municipales hiciesen un chequeo y diesen su visto bueno, y el acta de recepción se firmó sin poner ni una coma ni una pega».

Los populares indican que «si no estaba para recibir le preguntamos a la alcaldesa como fue tan irresponsable de incorporar al patrimonio municipal un edificio que según dice no reúne las garantías de seguridad necesarias. La gestión del auditorio de Lugo es un despropósito de principio a fin».

Respuesta desde la Xunta

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, señaló que «as deficiencias ás que alega o Concello débense precisamente ao feito de ter unha infraestrutura como esta parada e pechada ao público. Hai máis de seis anos que as obras se deron por finalizadas, polo que outra das consecuencias de non abrir e non habitar este espazo, son este tipo de deficiencias; que en ningún caso son deficiencias de tipo estrutural ou construtivas».

Además, el delegado territorial cree que «a ninguén nos sorprende que a cifra dos arranxos siga subindo porque nun edificio pechado e con cristais rotos que deixan pasar a auga é normal que o deterioro avance. Sen embargo, aínda non se deu a coñecer o último informe. No último pleno falaron de 350.000 euros para acometer esas melloras e abrir o auditorio; días máis tarde a alcaldesa cifraba estas obras en 800.000; e hoxe xa falan dun millón de euros. Non acabamos de entender porque o Concello non fai público o informe para aclarar esta discordancia».

Javier Arias insiste en que «a recepción do auditorio se levou a cabo con normalidade, e o Concello de Lugo recibiuno sen condicións, nin actuación algunha pendente, despois de anos poñendo  problemas e trabas. Creo que a estas alturas os cidadáns saben que non hai vontade política por parte do Concello de abrir este espazo cultural».

A alcaldesa de Lugo, Lara Méndez

Lara Méndez: «Temos que investir 800.000 euros para poder abrir o auditorio de forma segura»

lorena garcía calvo

O 15 de xuño do 2019, Lara Méndez tomaba posesión como alcaldesa de Lugo por segunda vez. Desta volta facíao á fronte dun goberno de coalición e coa obxectivo de executar en catro anos os proxectos que, por falta de apoios, se enquistaran durante a lexislatura anterior. Daquelas non sabía que á volta da esquina agardaba unha pandemia, un condicionante que tirou por terra parte da planificación, aínda que a rexedora considera que o seu goberno foi quen de sacar adiante «o importante, o urxente, o ordinario e o proxecto de futuro».

Seguir leyendo