El Concello de Lugo intentará revender las turbinas de la Fábrica da Luz, que guarda en una nave en O Corgo

La Voz LUGO

LUGO CIUDAD

Las turbinas están guardadas en una nave en O Corgo
Las turbinas están guardadas en una nave en O Corgo Cedida

Otro fallo judicial le obliga a pagar los últimos 95.400 euros de indemnización

04 may 2022 . Actualizado a las 19:53 h.

Después de que la Justicia condenase al Concello de Lugo por la no renovación de la concesión para explotar la Fábrica da Luz, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con la empresa Inca para indemnizarla con 2,4 millones de euros, en vez de avanzar en un proceso judicial que no tenía visos de ganar. El pasado 28 de febrero abonó el tercer pago acordado, salvo 95.400 euros, lo que hizo que la empresa acudiese de nuevo a los tribunales reclamando esa cantidad. Ahora, un nuevo fallo judicial obligará al Concello a ingresar esos cerca de 100.000 euros y satisfacer así el acuerdo íntegro.

El motivo que el Concello esgrime para dejar sin abonar esos 95.400 euros del pago total de 724.090 es que «non tiña suficiente seguridade xurídica de que esa cantidade se correspondese» con materiales que ya habían sido recepcionados. Alegan que en su día ya aclararon que si el juzgado determinaba que debía acatar el pago, se haría, igual que con el resto de la indemnización. Arguyen que lo que buscaban era «evitar un enriquecemento inxusto a costa do erario público» y añaden que esta demora solo generó 509 euros en intereses.

Fue el Partido Popular el que desveló este miércoles, a primera hora, que una nueva sentencia obligaba al abono de ese dinero. Según detallan los populares, esa cuantía correspondería a los tubos de agua conectados a las turbinas que debían haberse instalado y que no llegaron a colocarse. Al parecer, la empresa que debía ejecutar esa parte necesitaba acceder a la fábrica para tomar las medidas y no pudo hacerlo, por lo que pasó la factura, pero pendiente de ejecutar esa parte de obra.

Revender las turbinas

La Fábrica da Luz ha sido un auténtico dolor de cabeza para el Concello de Lugo. Tras tener que abonar 2,4 millones de euros en indemnizaciones, ahora se encuentra con que es propietario de dos turbinas que en su día costaron 700.000 euros, según alerta el PP lucense, y que están sin uso.

Los populares explicaron que esas turbinas, creadas específicamente para la minicentral del Paseo do Miño se encuentran actualmente en una nave vigilada en O Corgo. Hasta febrero, la empresa que había tenido la concesión de la Fábrica da Luz asumía ese alquiler, pero desde el 1 de marzo es el propio Concello el que ha subrogado el arrendamiento, pasando a pagar 1.400 euros mensuales.

Al trascender esta cuestión, el gobierno local también quiso aclarar cuál es la hoja de ruta que tiene para esas turbinas. La intención del Concello es venderlas, puesto que no van a sacarle utilidad, y así poder recuperar algo de dinero. Añaden que una parte del material fue diseñado específicamente para la Fábrica da Luz, pero que aun así es vendible.

La propuesta del PP para la Fábrica marchaba por otra senda. «¿Qué hacemos nosotros ahora con una maquinaria de este tipo y con ese edificio, si no tenemos concesión de aprovechamiento? Nosotros le pedimos al Concello que se siente con la Confederación Hidrográfica para recuperar la concesión, algo que además vendría bien teniendo en cuenta que en el 2022 podríamos pagar unos 11 millones de euros en luz», señalaba este miércoles el viceportavoz popular, Antonio Ameijide.

Para los populares, la Fábrica da Luz es un edificio al que debería dársele un nuevo uso, puesto que está bien ubicado y podría acoger diferentes contenidos. Eso sí, el PP lucense ya alerta de que habrá que ver cómo se recupera todo el dinero perdido por el conflicto. De entrada, esta misma semana analizará con su gabinete jurídico el caso. «Esto no puede quedar así», advierte el PP. «Se le han regalado a una empresa 2,4 millones de euros de todos los lucenses porque el concejal Piñeiro y Lara Méndez se empeñaron en saltarse los plazos siguiendo las consignas de Adega y grupos afines, y esto tiene que pagarlo alguien», insisten los populares.

Fondos europeos

A la pregunta del PP de qué hará el Concello con la Fábrica da Luz respondió también el gobierno local señalando que la intención es musealizar el complejo, como se preveía inicialmente. «O goberno de Lara Méndez traballa xa na posibilidade de recuperalo para o goce da cidadanía e estuda incluílo nalgunha das liñas de acción que contemplan as axudas dos fondos europeos e cos que se traballa para revitalizar a contorna fluvial de Miño, ao abeiro da estratexia Dusi Muramiñae», abundó el portavoz municipal, el socialista Miguel Fernández.