Juan Freire, ribadense muerto en la evasión de 795 presos de una cárcel franquista

martín fernández

LUGO CIUDAD

ARCHIVO MARTÍN FERNÁNDEZ

El mariñano fue uno de los 198 gallegos, 14 de Lugo, que habían escapado del fuerte San Cristóbal de Pamplona

16 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Fue un domingo 22 de mayo de 1938, al caer de la tarde. Fue también la mayor evasión de presos de una cárcel franquista y una de las más legendarias del continente europeo. Aquel día, 795 prisioneros republicanos huyeron del fuerte San Cristóbal situado en la cima del monte Ezkaba, a 10 kilómetros de Pamplona. Hartos del hambre y del frío, de los malos tratos y de las condiciones infrahumanas, aprovecharon que la mayor parte de la guarnición disfrutaba del día en la capital navarra y escaparon con la idea de llegar a la frontera francesa, a escasos 50 kilómetros. Entre ellos iban 198 gallegos, 14 de Lugo. Al ribadense Juan Freire Monasterio lo mataron, como a un conejo, en plena escapada a campo abierto. La fuga acabó con la muerte o detención de la mayoría de los huidos de un penal en el que estuvieron, entre 1936 y 1945, siete mariñanos de Ribadeo, Viveiro, Burela, A Pontenova y Ourol.

Uno de cada cuatro de los que se fugaron eran de origen gallego: 108 de Pontevedra, 49 de A Coruña, 27 de Ourense y 14 de Lugo. El 27% de ellos perdió la vida en el intento, como le pasó al ribadense Freire Monasterio, de 26 años, soltero, natural y vecino de Ribadeo en el momento del golpe militar que desató la guerra. Se ganaba la vida como limpiabotas y militaba en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), el sindicato de orientación anarquista. Fue detenido al comenzar la contienda por apoyo a la rebelión y desafecto al Movimiento y encarcelado en el penal pamplonica.

196 fueron abatidos

Según documenta Francisco Xavier Redondo Abal en su libro Ezkaba. Galegos na grande evasión, los otros lucenses que participaron en la huida fueron Juan Álvarez Varela, de A Cova (O Saviñao); Juan Armesto Álvarez, de Sober, muerto en prisión por enfermedad en 1942; Pascual Campos Ares, de Cospeito, asesinado durante la evasión; Julio Castelo Pérez, de Trasparga (Guitiriz); Francisco García Álvarez, de Lugo; Manuel Gay Fernández, de Doade (Sober), liberado en 1942; José González Fernández, de Sober; Laureano López Arango, de A Pobra de Brollón; Rogelio López Cabo, de Monforte; Carlos Pol Montaña, de Rubiás, Lugo; Alejandro Redondo Anido, de Marful (Outeiro de Rei); y Francisco Rivera Bouza, de Pantón, y Serafín Vilariño Paredes, de Palas de Rei, caídos durante la evasión.