El Gobierno impulsa el tren de Lugo a Ourense y lleva la autovía a Santiago hasta el 2025

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Ya comenzó a colocarse el tablero sobre el viaducto del Pambre de la A-54 entre Lugo y Santiago
Ya comenzó a colocarse el tablero sobre el viaducto del Pambre de la A-54 entre Lugo y Santiago ALBERTO LÓPEZ

Destina 250 millones para la reforma ferroviaria pero ralentiza las autovías lucenses

14 oct 2021 . Actualizado a las 18:44 h.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2022 en la provincia de Lugo no tiene, en cuanto a las inversiones en infraestructuras, grandes sorpresas y se recogen las partidas millonarias para ejecutar las obras de reforma ya anunciadas en la línea férrea entre Lugo y Ourense y seguir avanzando en las obras que faltan por terminar de la autovía A-54. En el primer caso se presupuestan para el próximo año hasta 250 millones de euros, quedando unos 280 por ejecutar hasta el 2024, y de esta forma conectar Lugo con la alta velocidad que llegará este año a Ourense. En el caso de la autovía Lugo-Santiago, el Gobierno ya presupuesta partidas para el 2025, casi nueve millones para terminar el tramo Melide-Arzúa.

El Ministerio de Transportes destaca que Lugo, como ya ocurrió el pasado año, se convierte en la tercera provincia de España donde más crece la inversión en infraestructuras. Ello se debe, en gran parte, a los citados 250 millones para todas las actuaciones que ya han sido adjudicadas o están licitadas en el 2021 para reformar la vía férrea Lugo-Monforte-Ourense, y que incluye los trabajos de electrificación. Gran parte de los millones consignados para estas obras son de fondos europeos al estar vinculados a la red de corredores de mercancías.

Intermodal de Lugo

La nueva estación de Lugo. ADIF destina 5 millones de euros para la construcción de la estación Intermodal de Lugo, quedando reflejados hasta el 2025 una inversión de 38,4 millones, con el grueso de las actuaciones para el 2023, con 15 millones, y 13,6 para el 2024, cuando se prevé que ya esté operativa la nueva línea de tren. La nueva estación ferroviaria y de buses está pendiente de un problema técnico con un edificio y de un acuerdo con la Xunta sobre quién financia el aparcamiento subterráneo.