Hace 20 años, se decía que en el 2010 estaría lista la autovía de Lugo a Santiago

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Obras de la A-54 en Palas de Rei, en donde se está construyendo un viaducto de más de un kilómetro de longitud
Obras de la A-54 en Palas de Rei, en donde se está construyendo un viaducto de más de un kilómetro de longitud ALBERTO LÓPEZ

La A-54 uniría la ciudad amurallada con Compostela por Guntín y por Palas

05 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Viajar de Lugo ciudad a Santiago representa una combinación de circulación por tramos de carretera y de autovía. La situación de la autovía que enlazará la ciudad amurallada con la capital de Galicia, la A-54, consiste actualmente en una mezcla de tramos abiertos desde hace más o menos años y de otros dos —el de Palas de Rei a Melide y el de Melide a Arzúa, de 28 kilómetros en total— que aún están pendientes. Así, la autovía está abierta para los conductores entre Nadela, punto de inicio, y Palas de Rei; pero en esa localidad hay que volver a circular por la carretera N-547 y hasta Arzúa no se vuelve a disfrutar de una vía de alta capacidad.

El tramo Palas de Rei-Melide, cuyo nivel de ejecución se acerca ahora al 50 %, podría estar terminado en el 2023, y entonces aún habrá que esperar seguramente otro año para ver listo el que va de Melide a Arzúa. Pero si el 2024, confiando en que las previsiones se lleguen a cumplir, aparece en el horizonte como final de las obras, hubo un tiempo en que se esperaba que la A-54 acabaría mucho antes: hace ahora 20 años, se preveía que estuviese lista en el 2010.

La fecha no era fruto de una ensoñación, sino que se fijaba en el Plan Director de Infraestructuras de Galicia, como recogía este periódico. Ya entonces se desvelaba que de Lugo a Guntín compartiría trazado con la autovía Lugo-Ourense y que luego continuaría por la comarca de A Ulloa para entrar en la provincia de A Coruña. Una parte, la que va de Lavacolla a Santiago ciudad, estaba ya en servicio desde finales de los noventa.